Redacción BLes – Más pruebas dejan expuesta a la organización BLM por mal uso de los 60 millones de dólares recaudados por la muerte de George Floyd. La fundación que se encuentra bajo escrutinio federal se enfrenta a más críticas y acusaciones luego de revelarse un video que muestra a tres de sus ex líderes cenando y bebiendo champán en una propiedad de 6 millones de dólares en el sur de California, en 2020.

Sin embargo, no es la primera vez que el grupo BLM se encuentra en el ojo de la crítica. Patrisse Cullors, exfundadora de Black Lives Matter, quien renunció en mayo de 2021, tras exponerse que había comprado 4 bienes raíces cotizados en 3,2 millones de dólares y luego por gastar 12,7 millones de dólares en honorarios a abogados y consultores, supuestamente para la Fundación, de acuerdo a Washington Examiner.

Melina Abdullah, Patrisse Cullors y Alicia Garzala, las exdirigentes del movimiento, al parecer esperaban mantener en secreto la existencia de la compra de la mansión de 6 millones de dólares en mayo de 2021, según New York Magazine.

Aunque las dirigentes, del movimiento BLM, explicaron que la lujosa propiedad fue comprada como un refugio, correos electrónicos revelan que el grupo realizó la compra en secreto.

La residencia fue comprada por Dyane Pascall, el gerente financiero de Janaya y Patrisse Consulting, una LLC operada por Cullors y su cónyuge, Janaya Khan, dos semanas después de que BLM recibiera 66,5 millones de dólares de su patrocinador.

Por otra parte, Shalomyah Bowers, miembro de BLM, también justificó la adquisición de la lujosa casa, afirmando que serviría como alojamiento y estudio para los beneficiarios de la beca Black Joy Creators Fellowship.

Actualmente, no está claro quién está a cargo del grupo activista después de que sus tres miembros fundadores, Cullors, Garza y ​​Opal Tometi, abandonaran la organización. 

El 31 de enero de este año, el Departamento de Justicia de California instó a BLM a “cesar de inmediato” la recaudación de fondos en el estado debido a su “falta de transparencia financiera”.

Sin embargo, BLM continúa solicitando y recibiendo contribuciones a pesar de la orden.

La organización tampoco realizó su declaración de impuestos en 2020. Hasta el momento, solo tiene una declaración de impuesto de 2019 presentada con un domicilio inexistente en Los Ángeles.

Laurie Styron, directora ejecutiva de CharityWatch, dijo al mismo medio que los hallazgos eran 

“Como un barco fantasma gigante lleno de tesoros a la deriva en la noche sin capitán, sin tripulación perceptible y sin una dirección clara”.

Sin embargo, a pesar de las extremas irregularidades, de Cullors, Garza y ​​Abdullah, en el manejo de los fondos, en el video en el que las tres exlíderes brindan con champán en el día  del aniversario de la muerte de George Floyd, responden con agravios a quienes escribian comentarios sobre el derroche de fondos. “¿Quién diablos eres tú? No has hecho nada”, dice Abdullah. Garza agrega: “No necesito ser responsable ante ti”. “No sé cómo es la rendición de cuentas con personas que no conozco y con las que nunca he hablado” informó New York Magazine.

Por Romina Garcia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.