Redacción BLes – La avalancha de posibles evidencias fraudulentas del proceso electoral estadounidense no cesan de aparecer, ahora tres testigos revelan hechos que involucran más de 432.000 votos.

Uno de ellos, Ethan Pease, es un subcontratista del Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) de Wisconsin, declaró bajo juramento que supo de los planes para falsificar la fecha de llegada de 100.000 votos, para que pudieran ser contados como válidos, y luego relató los hechos en una conferencia de prensa organizada por el Proyecto Amistad, el 1° de diciembre.

Para Pease su denuncia obedecía a una consideración de su conciencia, porque no podría descansar sin denunciar esa irregularidad electoral.

“No podía ir a la tumba sabiendo lo que sabía y guardármelo para mí sabiendo que algo salió mal en estas elecciones”, citó Fox News.

En la cuenta de Twitter del presidente estadounidense, Donald Trump, se tuiteó el video en el que presentador Sean Hannity entrevista a los tres testigos de estas graves irregularidades electorales.

Por su parte, Jesse Morgan, otro transportador subcontratista del USPS, reveló que había llevado cerca de 300.000 votos de un estado a otro.

“Esto sucedió el 21 de octubre, los recogí en Bethpage, (estado de Nueva York) N.Y. y los llevé a Harrisburg [Pensilvania.] y desde Harrisburg los llevé a Lancaster, dejé el remolque en Lancaster, dejé mi camión y me fui a casa”, relató Morgan.

Le recomendamos: 

La siguiente declaración fue hecha por Kristina Karamo, una observadora electoral de Michigan, quien observó la falsificación de votos para favorecer al candidato demócrata presidencial, Joe Biden.

Enseguida Karamo se dirigió al supervisor electoral que estaba de turno, quien empezó a gritarla y todo el suceso terminó en una fuerte discusión entre los dos.

“La gente intenta decir que esto es solo un incidente. No, son un montón de instancias. No teníamos forma de coordinar estas historias masivas que se suman, pero los demócratas tienen mucho tiempo para coordinar sus historias, por lo que no tiene sentido que todas nuestras historias estén contando el mismo tipo de situación en la que fuimos testigos de un fraude masivo”, argumentó

Para Karamo estos hechos superan las afiliaciones políticas, lo que se busca es proteger la nación.

“Esto va más allá de los republicanos y los demócratas”. Se trata de que nuestra república sea protegida. Si no tenemos confianza en nuestra elección, no tenemos una nación”, reiteró Karamo.

Diferentes grupos de abogados han formalizado demandas legales en busca de la transparencia electoral, gravemente perjudicada con todos estos hechos fraudulentos.

No obstante, con una confianza inconmovible tanto el presidente como sus seguidores esperan que los tribunales fallen a favor de la reelección, que al parecer se obtuvo por una votación sin precedentes. 

José Hermosa – BLes