Redacción BLesEl nuevo libro del periodista conservador Alex Marlow, Breaking the News: Exposing the Establishment Media’s Hidden Deals and Secret Corruption (Exponiendo los tratos ocultos y la corrupción secreta de los medios de comunicación del establishment), revela las profundas conexiones entre Big Tech y el establishment del partido demócrata, las cuales fueron clave para la victoria de Biden como presidente de los EE. UU.

El libro de Marlow ya está disponible desde hace unos días en las principales tiendas online y promete posicionarse entre los más vendidos.

En su contenido se podrán encontrar numerosas pruebas y análisis políticos que dan fe de que el actual presidente Biden se vio fuertemente beneficiado durante las elecciones por sus socios de Sillicon Valley. Y finalizadas las elecciones, Biden no tardó en recompensar a la élite de las grandes tecnologías con puestos influyentes en su equipo de transición.

“Jeff Zients, un ex miembro de la junta de Facebook, es el zar de COVID de Biden. Erskine Bowles, un ex miembro de la junta de Facebook, fue el consejero de la transición. Jessica Hertz, ex ejecutiva de asuntos gubernamentales en Facebook, se desempeñó como asesora general del equipo de transición de Biden”, escribe Marlow a modo de informar algunos ejemplos.

El libro continúa explicando cómo los ejecutivos de otras empresas, incluidas Amazon, Google y Microsoft, fueron colocados en el nuevo entramado de relaciones entre Big Tech y Big Government, enarbolando una verdadera “cadena de favores” tanto de un lado como del otro.

Breaking the News también revela la exponencial fusión entre Big Tech, junto a su vasto aparato de vigilancia, y el estado profundo de seguridad nacional de los Estados Unidos. En este sentido Marlow explica que “después de la victoria de Biden en las elecciones, la convergencia del sistema de seguridad nacional y los Maestros del Universo comenzó a revelarse”. 

Le recomendamos: El SECRETO de los CREYENTES para ENFRENTAR a la MALDAD en CHINA

Ad will display in 09 seconds

En este sentido, el libro muestra que el secretario de Estado Antony Blinken y la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, trabajaron para la firma consultora WestExec, que Blinken cofundó con Michèle Flournoy, ex subsecretaria de Defensa del presidente Obama. 

Paralelamente Google habría contratado a WestExec para ayudarlos a conseguir valiosos contratos con el Departamento de Defensa, según denuncia Marlow en su libro.

Según reportó Reuters en diciembre del 2020, un ex director ejecutivo de Google, Eric Schmidt, un multimillonario con gran influencia en Silicon Valley, ha presionado a la administración de Biden realizando recomendaciones de personal para nombramientos en el Departamento de Defensa, al mismo tiempo que la compañía pretende obtener importantes contratos militares y trabajos de defensa.

Según el informe de Reuters, “Biden ha llenado los equipos de revisión de sus agencias con más ejecutivos tecnológicos que críticos tecnológicos. También ha agregado a su personal a varios funcionarios de compañías de Big Tech, que surgieron como los principales donantes de la campaña”.

A mediados de diciembre del 2020, en medio de un escándalo por la limitación impuesta por las grandes tecnologías a la circulación de los informes que detallan los negocios ilegales en el extranjero del hijo de Joe Biden, Hunter Biden cuando su padre era vicepresidente, según reveló una investigación publicada por Fox News en la que muestran que varios de los altos ejecutivos de Twitter y Facebook han donado hasta lo máximo permitido por ley a la campaña presidencial de Joe Biden. 

Si bien no es ilegal la donación de dinero, como era de esperar, los registros no identifican ni un solo ejecutivo de Facebook o Twitter que haya donado a la campaña del presidente Donald Trump. Lo cual comprueba el sesgo político en Sillicon Valley y los prejuicios con los que operan y toman decisiones que afectan directa o indirectamente a todo el mundo.

Andrés Vacca – BLes.com