Redacción BLesEl nuevo libro del reconocido periodista conservador Alex Marlow, Breaking the News: Exponiendo los acuerdos ocultos de los medios de comunicación y la corrupción secreta, revela fuertes vínculos financieros entre multimillonarios conocidos por defender las políticas a favor de la amnistía de los inmigrantes ilegales en los Estados Unidos. 

Tras un extenso proceso de investigación, Marlow relata con detalle en su nuevo libro las conexiones financieras entre multimillonarios accionistas y el periódico NY Times. Estas conexiones explican con claridad la cobertura pro amnistía por parte del medio que acompaña la agenda izquierdista que está llevando a cabo Estados Unidos con las nuevas políticas migratorias.

Específicamente, el libro señala la línea de tiempo en la que el reconocido multimillonario mexicano Carlos Slim Helú se convirtió en accionista del Times al mismo tiempo que él y el periódico presionaron a los legisladores para aprobar una amnistía para los extranjeros ilegales.

“El multimillonario mexicano Carlos Slim Helú le prestó a The New York Times Company 250 millones de dólares en 2009. Slim duplicó su participación al 16,8 por ciento en 2015, lo que lo convirtió en el mayor accionista de la empresa”, se puede leer en uno de los extractos del libro.

El relato continúa abriendo el interrogante de porqué Slim, siendo un magnate de las telecomunicaciones y uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes estaría interesado en involucrarse en el NY Times.

Según explica en detalle el libro, la respuesta no es otra que el profundo interés de Slim porque Estados Unidos promueva una estrategia de fronteras abiertas y otorgue la amnistía a todos los inmigrantes ilegales. 

Curiosamente, desde la llegada de Slim al Times, el periódico no disimuló su presión para imponer la tan polémica amnistía. 

Le recomendamos: CNN en CAÍDA LIBRE desde que TRUMP dejó la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

Solo a modo de ejemplo, en un esfuerzo por impulsar la amnistía para los inmigrantes ilegales, los editores del New York Times escribieron en 2017 un artículo dirigido a los miembros republicanos del Congreso y la Administración Trump, afirmando que un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes ilegales es la única opción viable para el Congreso liderado en ese entonces por el Partido Republicano. 

En el artículo se puede leer: “Salvo esa forma de reforma integral, los contribuyentes estadounidenses continuarán financiando una costosa y despiadada represión contra los inmigrantes durante años y años. Mientras tanto, los empleadores seguirán cosechando silenciosamente los beneficios de la mano de obra inmigrante mientras miran hacia otro lado”. 

Sin embargo, en los siguientes años el entonces presidente Trump les pudo demostrar que existe otra alternativa, que es bloquear el ingreso de nuevos inmigrantes ilegales, expulsar del país a aquellos ilegales que además cometen delitos y generar una política regulada y ordenada de nuevos ingresos. 

La iniciativa de Slim para impulsar la migración masiva a los EE. UU. ha sido tan agresiva que incluso en 2014 alentó a los jóvenes de México a huir del país en busca del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) del expresidente Obama. El cual permite que jóvenes extranjeros ilegales permanezcan en el país. Estados Unidos contó con un gran apoyo por parte de Slim en el momento del desarrollo y aplicación del programa.

Las recomendaciones del Times, financiadas por multimillonarios como Slim que siguen y promueven la agenda globalista de izquierda, están siendo implementadas en gran parte actualmente bajo la administración Biden y los resultados son catastróficos. 

Las fronteras están colapsadas y miles de migrantes ilegales por día ingresan al país esquivando a las autoridades, entre los que se esconden muchísimos delincuentes, se expande el narcotráfico y la trata de personas. 

El libro de Marlow también destaca grandes vínculos entre las Big Tech, Slim, el Times y el establishment del partido demócrata. Todos los cuales estarían fuertemente unidos con objetivos comunes ligados a las políticas de izquierda en pos de buscar una “nueva sociedad mundial” globalista dominada por una pequeña élite organizada.

Andrés Vacca – BLes.com