Redacción BLes – Luego de haber informado que el recuento de votos en el condado de Fulton, Georgia, ya estaba en el 88%, los Funcionarios Electorales informaron el domingo a un medio de comunicación local que el servidor móvil de Dominion Voting Systems recientemente adquirido, se encontraba bloqueado y por tanto suspendido el tercer recuento oficial de votos presidenciales por tiempo indeterminado. 

La polémica por el fraude electoral en Georgia parece no tener fin. Luego de haber comenzado el tercer recuento de votos, por las reiteradas denuncias del robo sistemático de votos en favor del candidato demócrata Joe Biden, de forma inesperada las autoridades electorales anunciaron el domingo que el recuento sería suspendido por tiempo indeterminado luego que un servidor móvil de Dominion Voting Systems se bloqueara.

“Se han enviado técnicos de Dominion para resolver el problema”, dijeron los funcionarios del condado de Fulton en un comunicado informado por WXIA-TV, una filial local de NBC . “La oficina del Secretario de Estado de Georgia también ha sido alertada sobre el tema y está al tanto de los esfuerzos para resolver el problema”.

Los funcionarios del condado de Fulton dijeron al medio que la culpa era de un fallo del servidor móvil Dominion recién comprado. 

El informe indicó que alrededor del 88% de las boletas de Fulton, el condado más grande del estado de Georgia, se han contado y el recuento podría reanudarse el lunes si es que se repara el inconveniente. La fecha límite para completar el recuento es el 2 de diciembre.  

Le recomendamos:

Dominion, es una empresa líder en maquinaria de votaciones cuyos productos fueron utilizados en la mayoría de los estados durante las últimas elecciones y hoy es el foco de las denuncias por fraude electoral contra el presidente Trump. 

Sidney Powell, una de las abogadas que está liderando las denuncias, presentó una demanda federal que alega fraude electoral generalizado en Georgia, en la misma asegura que los funcionarios estatales, incluido el gobernador Brian Kemp, fueron sobornados para ser parte de una asociación junto a la firma Dominion para inclinar las elecciones a favor del candidato demócrata Joe Biden.

La cantidad de denuncias sobre irregularidades durante las elecciones en Georgia no paran de surgir. Lin Wood, uno de los abogados a cargo de las demandas de Georgia, se mostró optimista asegurando que posee suficiente evidencia para demostrar en la corte el fraude. 

En la noche de las elecciones, el presidente Trump tenía casi 40.000 votos sobre su rival demócrata Joe Biden en el estado de Georgia. Según lo informado de manera oportuna por The Gateway Pundit , misteriosamente en el condado de Fulton, las autoridades anunciaron que detendrían el conteo de votos hasta el día siguiente debido a la rotura de una tubería de agua en el State Farm Arena.

Ante la información brindada por las autoridades, los observadores republicanos se retiraron del establecimiento. A pesar de lo informado, unas horas después comenzaron nuevamente el recuento y cuando hicieron el siguiente informe, misteriosamente los resultados se habían revertido, y el candidato demócrata superaba al presidente Trump en cantidad de votos. 

A esta denuncia le siguieron múltiples demandas por diversas irregularidades como que a los observadores republicanos no se les permitió ver el proceso de votación por correo en ausencia, numerosos votantes dobles, votantes de otros estados, casos de intimidación y cambios de votos y el sospechoso dato del 100% de votantes anticipados militares de Fulton votando a Joe Biden.

Todas estas denuncias lo llevaron a afirmar al abogado del presidente Trump, Rudy Giuliani, que el recuento de votos en Georgia no es garantía de absolutamente nada, porque gran parte de los votos que se están contabilizando no son legítimos.

“Cualquiera que sea el recuento en Georgia hoy (jueves 19 de noviembre), es totalmente ridículo. Están contando las mismas boletas fraudulentas nuevamente”, dijo Giuliani.

Andrés Vacca – BLes