Los perros podrían llegar a nuevos hogares a fines de agosto, después de que sean esterilizados o castrados, vacunados y tratados por cualquier problema de salud.

ESTADOS UNIDOS.- En el 2021, funcionarios del Departamento de Agricultura de EU inspeccionaron un criadero de perros raza beagle en Virginia, encontrando a una perrita atrapada y en condiciones de deshidratación. 

Los empleados de la instalación dijeron a los inspectores que no sabían cuánto tiempo había estado atrapada. Después de otra inspección, descubrieron que nueve beagles heridos fueron sacrificados en lugar de recibir atención veterinaria.

De acuerdo a The New York Times, después de varias inspecciones de las instalaciones de cría e investigación de Envigo en Cumberland, Virginia, en los últimos dos años encontraron docenas de violaciones de las regulaciones federales, dejando a los beagles desnutridos, enfermos, heridos y, en algunos casos, muertos. 

El 18 de mayo, el inspector general del Departamento de Agricultura y otras agencias de aplicación de la ley ejecutaron una orden federal de registro de la instalación y confiscaron 145 perros y cachorros que los veterinarios determinaron que estaban en malas condiciones.

Beagles en las instalaciones de Envigo en Cumberland, Virginia, en agosto de 2021. (Personas por el Trato Ético de los Animales)

4 mil beagles

Tras la situación presentada, autoridades estadounidenses presentaron una denuncia en un tribunal federal del Distrito Oeste de Virginia y la semana pasada, un juez federal aprobó un plan para rescatar a unos 4 mil beagles de la instalación. 

Ahora, las autoridades federales tienen alrededor de 60 días para sacar a los beagles de las instalaciones y encontrarles nuevos hogares. Actualmente, los perros están bajo el cuidado de la organización sin fines de lucro The Humane Society of the United States. 

Los perros podrían llegar a nuevos hogares a fines de agosto, después de que sean esterilizados o castrados, vacunados y tratados por cualquier problema de salud. 

Entre los detalles de la situación de los animales, destacaron que uno de los edificios no tenía aire acondicionado para los perros, con temperaturas dentro de las habitaciones alcanzaban los 80 y 90 grados.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.