La Casa Blanca tiene hasta el 14 de abril para entregar comunicaciones del hijo de Joe Biden. Si el pedido fracasa, los republicanos de obtener mayoría en las próximas elecciones intermedias podrían llevarlo a testificar.

Los republicanos de Estados Unidos están avanzando en averiguaciones sobre las andanzas de Hunter Biden, hijo del presidente Joe Biden, antes de que las elecciones de medio término puedan posiblemente darle una ventaja en el Congreso. Si esto ocurre, las investigaciones podrían tener mayor relevancia llevando al hijo del mandatario a testificar ante dicha instancia.

Mientras eso ocurre, republicanos del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes exigieron registros de cualquier comunicación entre Hunter Biden y la Casa Blanca cuando Joe Biden era vicepresidente, es decir, durante los dos mandatos de Barack Obama.

El argumento para tal solicitud tiene que ver con la influencia que pudiera estar ejerciendo Rusia sobre Hunter Biden debido a la guerra contra Ucrania y los nexos con empresas extranjeras evidenciadas en los correos dentro de su polémica computadora. “Las conexiones de Hunter Biden en toda la esfera de influencia rusa ahora se han vuelto especialmente relevantes en la guerra de rápido movimiento y desarrollo en Ucrania”,

«Si el gobierno de Rusia está intentando influir en la política estadounidense en Ucrania explotando la conexión de Hunter Biden con su padre, el presidente de los Estados Unidos, el pueblo estadounidense merece saberlo».

Los republicanos también citaron el cargo de Hunter Biden en la junta directiva de la empresa energética ucraniana Burisma, así como los nexos con empresarios chinos.

Lista de pedidos a la Casa Blanca

En total 13 republicanos de la Cámara baja firmaron la carta difundida por New York Post. En el texto, no quedó de lado la alusión a la sanciones que impuso Rusia el pasado 15 de marzo. Allí se incluyó no solo a Joe Biden sino al secretario de Estado Antony Blinken, a la excandidata presidencial, Hillary Clinton y al mismísimo Hunter Biden.

“Es la inclusión de Hunter Biden, decididamente no un ‘funcionario demócrata’, lo que plantea serias dudas. Los adversarios de la nación aparentemente ven al hijo del presidente como un punto de presión a explotar”, defendieron.

La exigencia de los congresistas a la Casa Blanca y a los Archivos Nacionales no es lo único que ahora enfrenta el hijo del presidente Biden. Sobre él también pesa una investigación federal por violaciones a leyes fiscales, lavado de dinero y cabildeo con empresas extranjeras. El expresidente Donald Trump también hizo mención a esta averiguación en un reciente discurso desde Georgia. Yendo al detalle de la carta, el pedido incluye revelar lo siguiente:

-Comunicaciones entre la oficina del presidente y la oficina del vicepresidente y la familia Biden en relación con Ucrania o Rusia desde el día de la proclamación hasta el presente.
-Lista de intereses comerciales extranjeros pasados ​​y actuales relacionados con la familia Biden.
-Todos los documentos relacionados con los cuadros pintados por Hunter Biden
-Lista de las políticas y procedimientos vigentes para garantizar que la familia Biden no se beneficie de la presidencia.

Las mismas especificaciones se solicitan para el periodo entre el 20 de enero de 2009 y el 20 de enero de 2017 cuando Joe Biden fungía de vicepresidente. La fecha límite para cumplir con la solicitud es el próximo 14 de abril.

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.