Redacción BLes- Representantes republicanos, solicitaron el miércoles a la presidenta del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, la demócrata Carolyn Maloney, que realice una audiencia para examinar la violencia ejercida contra los partidarios del presidente Trump después de la  “Marcha del millón de MAGA” en Washington DC el fin de semana pasado. Los hechos de violencia evidenciaron complicidad de la alcaldesa del DC Muriel Bowser, las fuerzas policiales y los medios de comunicación.

En la nota dirigida a Carolyn Maloney, según reportó Fox News, el grupo de republicanos que encabeza el reclamo escribió: “Solicitamos respetuosamente una audiencia sobre la violencia dirigida a los partidarios del presidente Trump el 14 de noviembre de 2020. Estos partidarios estaban ejerciendo su derecho de la Primera Enmienda de reunirse pacíficamente dentro del Distrito de Columbia”.

Agregaron: “El hecho de que los líderes de la ciudad no brinden protecciones básicas a personas que pueden tener puntos de vista políticos diferentes a los suyos parece ser otro ejemplo preocupante de ‘discriminación por puntos de vista’ en el Distrito”.

El 14 de noviembre tuvo lugar la marcha del millón de MAGA, una multitudinaria manifestación en Washington DC en apoyo al presidente Trump ante los múltiples reclamos por fraude en las elecciones generales del 3 de noviembre.

Después de la movilización, partidarios del presidente Trump fueron violentamente atacados en varias ocasiones por los grupos marxistas Black Lives Matter (BLM) y Antifa.

Te puede interesar:

La manifestación por parte de los partidarios del presidente Trump fue completamente pacífica a pesar de su masividad, y los hechos de violencia podrían haber sido perfectamente evitados, si las autoridades correspondientes hubieran garantizado ciertas normas mínimas para resguardar la seguridad de los manifestantes. 

A medida que avanzan los días y se clarifican los hechos, se hace cada vez más evidente la complicidad que existió por parte de la alcaldesa de Washington DC, la demócrata Muriel Bowser, las fuerzas policiales y los medios de comunicación hegemónicos quienes optaron por negar los hechos y ocultarlos lo más posible. 

A pesar de que muchos de los hechos quedaron registrados en filmaciones, que se hicieron virales en las redes sociales, la mayoría de los principales medios de comunicación, incluyendo las agencias de noticias, realizaron una cobertura sesgada de los episodios violentos, para no inculpar a BLM y Antifa.

“Eso ha sido tan mal informado. Y, mira, incluso AP y, mira, las llamadas ‘fuentes objetivas de noticias’ informaron mal de eso”, apuntó el senador republicano Rand Paul durante una entrevista en Fox News, en la que expuso cómo los principales medios de comunicación reportaron erróneamente los hechos violentos.

Según se pudo observar en algunos videos que se viralizaron, la policía también fue cómplice de los hechos de violencia. 

En el video del periodista Jorge Ventura, se puede ver a Christopher Horne y dos de sus amigos intentando pasar por un cordón policial para ir a su hotel que estaba a media cuadra de allí. La policía les niega el paso y los fuerza a dar la vuelta por medio de la patota violenta de Black Lives Matters quienes frente a los policías comienzan a empujarlos, intentando arrebatarle su bandera de Trump 2020. La policía no intervino en los ataques que ocurrieron frente a sus ojos.

“A pesar de la violencia, los principales medios de comunicación y el establishment liberal se apresuraron a minimizar la gravedad del uso de la violencia contra los partidarios de Trump ridiculizándolos por no usar máscaras en medio de la pandemia de coronavirus y afirmando que estaban infiltrados por ‘blancos’ nacionalistas, teóricos de la conspiración y activistas de extrema derecha’”, escribieron.los republicanos en su nota dirigida a Carolyn Maloney.

“Los líderes de la ciudad han guardado silencio sobre la violencia”, continuaron. “Este creciente nivel de violencia dirigida a otros por tener diferentes puntos de vista es simplemente inaceptable”.

El propio presidente Trump fue quien comenzó con los reclamos a la alcaldesa y la policía cuando escribió en su cuenta de Twitter:

“La izquierda radical ANTIFA SCUM fue fácilmente rechazada hoy por la gran multitud del DC MAGA Rally, solo para regresar por la noche, después de que el 99% de la multitud se había ido, para agredir a personas mayores y familias. La policía llegó, pero tarde. ¡La alcaldesa no está haciendo su trabajo!”

Andrés Vacca-BLes.com