Redacción BLes– El representante republicano, Devin Nunes, miembro de alto rango del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, ha cuestionado el rol de las principales empresas de redes sociales acusándolas de proteger a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, ante las preguntas difíciles sobre las fallas de seguridad en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio.

“En última instancia, ella es la responsable, está bien, ya sea su personal o su sargento de armas, ya sabes, ella es la alcaldesa del Capitolio. Es una gran responsabilidad”, afirmó el representante republicano por California en declaraciones con Just the News.

Nunes citó informes que decían que la policía del Capitolio había solicitado apoyo de la Guardia Nacional así como vallas protectoras que rodearan el edificio antes de que los manifestantes asaltaran el edificio el pasado 6 de enero.

No obstante, dicha petición fue rechazada por un panel conformado por el sargento de armas de la Cámara, así como el sargento de armas del Senado y un arquitecto del Capitolio. 

De acuerdo con el Huffington Post, la Policía del Capitolio de los Estados Unidos se encarga de proteger al Congreso. 

La fuerza está compuesta por más de 2.300 oficiales y empleados, y está gobernada por la Junta de Policía del Capitolio, que a su vez la conforman tres miembros con derecho a voto: el sargento de armas de la Cámara, el sargento de armas del Senado y el arquitecto del Capitolio.

“Si se retrocede en el tiempo, alguien diría que [Pelosi] debería salir y ser presionada en estas cuestiones: ¿Quién en su oficina lo sabía? ¿Y cuándo lo sabían? ¿Lo sabía usted?”, dijo Nunes.

“Y debería estar ahí afuera diciendo: ‘Mira, esto es lo que sucedió. Nosotros, ya sabes, cometimos un error’”, agregó el representante en la entrevista con el periodista John Solomon.

“Mitch McConnell y Kevin McCarthy no le dijeron a Pelosi ni al sargento de armas: ‘Oye, no hay vallas, no hay Guardia Nacional’”, agregó.

Durante una entrevista el pasado mes de enero con la presentadora Maria Bartiromo de Fox News, el senador republicano Lindsay Graham también señaló la responsabilidad de Pelosi en asegurar el edificio del Capitolio, afirmando que los republicanos llegarían al fondo del asunto, sobre los fallos de seguridad.

“Entiendo que lo que sucedió el 6 de enero fue uno de los momentos más bajos de mi tiempo en el cargo”, dijo Graham a Bartiromo. “Fue horrible ver a la gente tomar el Capitolio, la Cámara y el Senado, golpear a los oficiales, profanar la sede del gobierno”, continuó.

“¿Cómo diablos sucedió eso? ¿Dónde estaba Nancy Pelosi? Su trabajo es proporcionar seguridad al Capitolio. Llegaremos al fondo de eso”, acotó el congresista.

Por su parte, Nunes expresó que durante la mañana del 6 de enero la policía del Capitolio se le acercó horas antes de que se produjera el motín para compartirle sus preocupaciones sobre las posibilidades ante un eventual ataque, pero Nunes no les pudo ofrecer ayuda dado que el liderazgo del Congreso no había ofrecido a los miembros detalles sobre la seguridad.

“La Policía del Capitolio estaba preocupada por esto. Es decir, tanto que venían a mí, como expresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el principal republicano, y me decían: ‘Oye, ¿sabes qué está pasando aquí?’. Y yo dije: ‘Dios, no suena bien’. ¿Y sabes qué? En ese momento no tenía ni idea de que habían pedido vallas, que habían pedido guardias adicionales”.

De acuerdo con Nunes, hasta ahora, preguntas básicas sobre el asalto al Capitolio, como cuántas personas ingresaron, aún no han sido respondidas, lo cual genera frustración ante los electores. 

El representante republicano así mismo criticó a los medios de comunicación y a los gigantes de redes sociales por no presionar para obtener respuestas.

“Alguien debería poder darme una estimación”, dijo. “Hay muchas cámaras. ¿Cuánta gente entró en el Capitolio, verdad? Sí. Todavía no tenemos ese número… En segundo lugar, querrías saber, ¿quiénes fueron las personas que realmente rompieron las ventanas e hicieron el daño? Esa gente necesita ser procesada inmediatamente, cierto”.

“Nadie sabe la verdad. ¿Por qué? Porque la prensa, que es propiedad de los demócratas, no hace las preguntas que haría una prensa de verdad. Y luego, por supuesto, si dices algo al respecto, John, si reportas los hechos, buena suerte, porque… Facebook va a quitar la publicación. Twitter, Instagram, lo que sea, lo van a quitar todo”, agregó.

César Múnera-BLes.com