Redacción BLesLos demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos impidieron la aprobación del proyecto de ley, que pedía desclasificar la información de las agencias de inteligencia sobre los polémicos orígenes del virus Covid o PCCh (Partido Comunista de China).

El proyecto llamado Ley de Origen COVID-19 no siguió avanzando en su proceso legislativo porque 216 representantes demócratas votaron en contra, tras haber sido aprobado por unanimidad en el Senado, de acuerdo con Just the News del 22 de julio. 

Específicamente requería que el Director de Inteligencia Nacional permitiera acceder a la información que vínculara al virus con el Instituto de Virología de Wuhan.

“Con una pérdida estimada de 600.000 estadounidenses a causa de la pandemia de COVID-19, no debemos dejar piedra sin remover mientras trabajamos para descubrir los orígenes del nuevo Coronavirus de 2019”, expresó el representante republicano Brad Wenstrup, de Ohio, en junio. 

Y agregó: “Los informes sobre los esfuerzos del Partido Comunista de China y la Organización Mundial de la Salud para obstaculizar las investigaciones y posiblemente ocultar la verdad no son éticos y son profundamente preocupantes”.

A pesar de que múltiples indicios señalan al Instituto de Virología de Wuhan, China, como el lugar en el que se inició hace año y medio el destructivo virus, diversos poderes bloquean el conocimiento de la verdad al respecto.  

Por su parte el líder republicano de la Cámara de Representantes, Steve Scalise (R-La.) cuestionó la actitud de la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. 

“¿Por qué querría la presidenta Pelosi intentar encubrir lo que hizo China? Aquí, en Estados Unidos, hemos tenido más de 600.000 muertes, y sin embargo la presidenta Pelosi sigue negándose a celebrar una audiencia sobre el origen de este virus”, preguntó Scalise. 

Asimismo, la representante Elise Stefanik (R-N.Y.), incluyó a la OMS diciendo: “Hoy, el Caucus de Médicos del Partido Republicano ha aportado su visión médica experta y su conocimiento de los fallos de la investigación de la Organización Mundial de la Salud”. 

Y aseguró: “Los republicanos de la Cámara de Representantes no descansarán hasta que China rinda cuentas por su papel en el brote del virus Covid-19”.

Le recomendamos: “VA A CAER”: Trump habló sobre el régimen comunista de Cuba en 1999

Ad will display in 09 seconds

No menos preocupantes resultan las respuestas dadas por el régimen comunista chino, ante las numerosas solicitudes de colaboración para investigar en su territorio los eventos que dieron origen al desastroso virus. 

En este sentido, ayer, el subdirector de la Comisión Nacional de Salud de China, Zeng Yixin, dijo que Beijing no cooperaría con otra investigación sobre este tema, de acuerdo con The Wall Street Journal. 

“En algunos aspectos, el plan de la OMS para la siguiente fase de investigación del origen del coronavirus no respeta el sentido común y va en contra de la ciencia. Es imposible que aceptemos ese plan”, declaró Yixin. 

Es de esperar que la negativa no mejore la imagen del PCCh ante Occidente, ya que, al parecer, es solo otro intento de convencer a los estadounidenses y europeos de que el COVID no fue el resultado de una filtración descuidada del laboratorio.

En este contexto, el Dr. Peter Navarro, exasistente y asesor comercial del expresidente Donald Trump, expuso hechos “indiscutibles” que cree originaron el virus PCCh en un laboratorio de Wuhan, y que además el Dr. Anthony Fauci está involucrado en ese proceso.

Navarro plantea la hipótesis de que Fauci ha financiado la investigación para la creación del COVID-19 (Virus PCCh) en un laboratorio de Wuhan a través de la agencia federal bajo su supervisión: los Institutos Nacionales de Salud (NIH), lo que eventualmente podría explicar la radical oposición de los demócratas a investigar el origen del virus. 

José Hermosa – BLes.com