Redacción BLes – El representante demócrata por Minnesota, Collin Peterson, confirmó el sábado que, contraviniendo las líneas de su partido, votará en contra de destituir al presidente de los EE. UU., Donald J. Trump, y que espera que otros cuatro o cinco de su partido hagan lo mismo, según informó The Globe.

Peterson aseguró que no apoyará los dos artículos del juicio político aprobados por el comité liderado por el demócrata Jerrold Nadler, que se votarán en la Cámara de Representantes el miércoles.

En la reunión anual de la Asociación del Primer Distrito, una cooperativa lechera en Litchfield, llegó a afirmar que el presidente Trump “no ha cometido ningún delito”.

Peterson, uno de los demócratas que ya había votado en contra de abrir la investigación del juicio político, destacó las irregularidades del proceso enfatizando que el “mayor problema” radicaba en que los demócratas decidieron de antemano que iban a destituir al presidente Trump.

Con la destitución en mente, “han pasado un año tratando de descubrir cómo pueden llevarla a cabo. Esto se hace al revés. Sencillamente, no estoy de acuerdo con esto”, aseveró el funcionario.

Un país dividido sin motivo aparente

Además, “esto está dividiendo al país sin una buena razón porque [el presidente] no va a ser expulsado de su cargo”, alertó señalando que aunque la Cámara –controlada por los demócratas–, aprobara los artículos, el juicio político acabaría muriendo en el Senado, de mayoría republicana. 

El representante también indicó que la cuestión de la presidencia del país debería seguir resolviéndose en las urnas. “Si a la gente no le gusta [el presidente] Trump, pueden votar en su contra”, determinó.

“A menos que se les ocurra algo [a los demócratas] entre ahora y el miércoles” no apoyaré los artículos del juicio político, afirmó Peterson. “Quizás algo cambie. Pero lo dudo ”, concluyó.

Cabe recordar que la oposición presentó a principios de semana los dos artículos del juicio político contra el presidente Trump ante el Comité Judicial de la Cámara, uno por presunto abuso de poder en su relación con Ucrania y otro por una supuesta obstrucción posterior a las investigaciones del Congreso.

El comité aprobaría los dos artículos –en votaciones separadas– con idénticos resultados, 23 a 17, con republicanos en contra y demócratas a favor.

“Una farsa”

“Lo de hoy es una farsa para nuestro país. Este ha sido el trabajo ferroviario más injusto, corrupto y políticamente sesgado que he visto en toda mi vida. Los demócratas están destrozando nuestro país con su falsa impugnación, y deberían avergonzarse”, tuiteó en aquel entonces la congresista republiana, Debbie Lesko.

Peterson no es el primer demócrata que se desmarca de las líneas del partido. Jeff Van Drew, el representante de Nueva Jersey, también rechazó las acusaciones del juicio político hasta el punto en que ha decidido ‘romper filas’ y unirse a los republicanos.

El cambio de Van Drew “podría enfriar la expectativa del voto de los demócratas para destituir a [el presidente] Trump”, señaló la semana pasada el Washington Post.

En ese contexto, un tercer demócrata, Dan Kildee de Michigan, declaró hace días que estaba considerando dejar de mostrar su apoyo a la iniciativa de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata por California), de enjuiciar al presidente.

“Principalmente, escuché que [los votantes] quieren que trabajemos en temas como los precios de los medicamentos recetados, el comercio y la economía”, señaló el demócrata en Fox News determinando que “la mayoría de los estadounidenses quieren que trabajemos en los problemas que los afectan en la mesa de la cocina todos los días”, de acuerdo a Daily Caller.

Las palabras de Kildee coincidían en señalar los mismos puntos que un informe de 123 páginas publicado por los republicanos de la Cámara, quienes también concluyeron que la “evidencia” provista por los demócratas no prueba ninguna de las acusaciones contra el presidente y que los esfuerzos continuos de los demócratas no son más que “una campaña orquestada para revertir nuestro sistema político”, señaló Roll Call.

“Ninguno de los testigos de los demócratas testificó haber tenido pruebas de soborno, extorsión o cualquier falta o delito grave”, argumentó en su escrito el personal republicano de los paneles de Inteligencia, Supervisión y Asuntos Exteriores al término de la ronda de testimonios ante la Cámara, alertando de que la acusación distrae a los estadounidenses de los problemas reales.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds
Temas: