Redacción BLes – Este martes 26 de enero, el Senado recibió los artículos de la Cámara de Representantes y realizó la votación para avanzar con el segundo juicio político contra el expresidente Donald Trump. La votación final fue de 55 senadores a favor y 45 en contra.

Los 5 republicanos que votaron a favor fueron Mitt Romney, Susan Collins, Lisa Murkowski, Ben Sasse y Pat Toomey quienes ya habían anunciado su postura a favor del impeachment.

El juicio se programó para el próximo 9 de febrero.

Los demócratas acusan al expresidente de “incitar la insurrección” alegando que las palabras pronunciadas por Trump durante su discurso frente al Capitolio, provocaron que los manifestantes irrumpieran violentamente en el recinto del Congreso.

Nunca en la historia se realizó un juicio político a un presidente que no está en funciones.

Según Fox News en el Artículo 1 Sección 3 de la Constitución se lee: “El juicio en casos de impeachment no se extenderá más allá de la destitución del cargo y la inhabilitación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, confianza o beneficio bajo los Estados Unidos”, un claro indicativo de que el objetivo del juicio político es remover al presidente de su cargo para que no pueda volver a ser elegido.

Al mismo tiempo, el presidente de la Corte Suprema quien debe presidir el impeachment, se negó a participar y en cambio los demócratas eligieron su propio presidente… otro demócrata.

Le recomendamos:

El senador de Kentucky, Rand Paul, pidió la palabra para argumentar por qué el juicio no debería continuar e hizo una extensa crítica a la hipocresía de los demócratas que repetidamente han llamado a la violencia contra Trump y sus seguidores.

“Los demócratas hiper-partidistas están a punto de arrastrar a nuestro gran país a la cuneta del rencor y el vitriolo como nunca se ha visto en la historia de nuestra nación”, dijo el senador.

El republicano desacreditó los argumentos por los cuales intentan evitar que Trump se presente a elecciones en el futuro.

“Esta farsa de juicio político preguntará ostensiblemente si el presidente incitó el comportamiento reprobable y la violencia del 6 de enero cuando dijo: “Sé que todos los presentes pronto marcharán al Capitolio para hacer oír sus voces pacífica y patrióticamente.”

Y agregó: “‘Pacífica y patrióticamente’. Difícilmente palabras de violencia”.

Paul enumeró a Maxine Waters, Bernie Sanders, Kamala Harris y otros que a lo largo de los 4 años de la gestión de Trump reiteradamente y en público pidieron violencia contra Trump y sus seguidores y preguntó si los republicanos deberían pedir un juicio político para todos ellos.

“Vergüenza. Vergüenza para estos partidarios furiosos y desquiciados que están presentando esta farsa de juicio político, trastornados por su odio al expresidente. Vergüenza para aquellos que buscan la culpa y la venganza, y que eligen pervertir un proceso constitucional mientras lo hacen”, descargó el senador de Kentucky.

Con muchas similitudes al impeachment anterior contra Trump, los demócratas carecen de pruebas concretas y su fundamento es una interpretación de lo que significa el juicio político según la Constitución.

Para que el impeachment se apruebe, es necesario 67 votos a favor que son dos tercios de los senadores.

Si la votación de hoy se repite, el impeachment está destinado a fallar.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes