Redacción BLes– El secretario de Transporte del Reino Unido, Grant Shapps, informó que su oficina estaría planeando junto a otros funcionarios mundiales la introducción de un pasaporte de vacunación “reconocido internacionalmente”, a fin de controlar que los viajeros posean la vacuna contra el virus del PCCh, lo que podría significar que en un futuro sea obligatoria la colocación de la vacuna para poder moverse libremente. 

Shapps dijo haber hablado con su homólogo en Singapur y también con su par de los Estados Unidos sobre la posibilidad de imponer como requisito un certificado de inmunidad de este tipo. Ante las consultas recibidas, negó que por el momento se requiera tal “pasaporte de vacuna” para la normal circulación dentro de Gran Bretaña, aunque tampoco rechazó que pueda llegar a pasar a futuro.

“Cuando se trata de viajes internacionales, imagino que en el futuro habrá un sistema internacional en el que los países querrán saber que usted ha sido potencialmente vacunado o que posiblemente se hayan realizado pruebas antes de viajar”, dijo el miércoles el ministro de Transporte al programa Today de BBC Radio 4.

“El gobierno del Reino Unido está hablando con otros gobiernos sobre esto”, confirmó Shapps, además de decir que el gobierno estaba conversando también con organismos como la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) acerca de la mejor manera de garantizar que existan estándares reconocidos internacionalmente para poder controlar mejor.

El exprimer ministro británico Tony Blair, no sólo anunció su apoyo a la creación de un pasaporte de vacunas, además señaló que Gran Bretaña debería tomar la iniciativa en el escenario global para formalizar la imposición de lo que llamó un “Pase de viaje global de Covid”.

El gobierno británico no es el primer país en nombrar la posibilidad del pasaporte de vacunas como requisito para moverse por el mundo, o por lo menos por determinadas regiones. 

Según trascendió a fines de enero, miembros de la Unión Europea (UE) estarían en tratativas para implementar un “pasaporte de vacunación” donde conste que la persona tenga aplicada la vacuna contra el virus PCCh. La portación del “pasaporte” sería requisito para poder circular dentro del territorio europeo.

Un portavoz de la UE informó, según reportes del medio Daily Mail, que si bien la implementación del pasaporte de vacunas es aún “prematura” debido a que hasta el momento no hay suficientes personas vacunadas en el continente, el bloque ha sugerido que el sistema podría implementarse en un futuro cercano.

Según un informe de Summit News, detrás de esta intención que están anunciando varios países sobre la implementación de una especie de pasaporte de vacunas para permitir la libre circulación, estaría una poderosa coalición financiada por la Fundación Rockefeller encargada de desarrollar los sistemas de identificación o “pasaportes”.

La sociedad se llama Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI, por la sigla en inglés), y en ella participan Microsoft, Salesforce, Oracle y Mayo Clinic, un proveedor de salud estadounidense, además cuenta con el respaldo del globalista Foro Económico Mundial.

La organización identificada como The Commons Project, una de las participantes, ya estaría negociando con diversos gobiernos pretendiendo que las vacunaciones se hagan obligatorias para que su negocio sea rentable.

“Los individuos van a tener que producir registros de vacunación para muchos aspectos de la vuelta a la vida normal”, declaró imperativamente Paul Meyer, CEO de esa organización.

Andrés Vacca-BLes.com