Redacción BLes.com“Reconocer a Taiwán como un país independiente” sería el mayor castigo que Estados Unidos podría aplicar al régimen chino, ante las múltiples causas de fricción entre los dos, sostiene el representante estadounidense Michael McCaul.

EE.UU. no quiere ir a la guerra contra el Partido Comunista de China (PCCh), pero debe competir con él y también defender los derechos humanos y la democracia, dijo el representante McCaul quien también es el presidente del Grupo de Trabajo de la Cámara de Representantes sobre China, según Taipei Times del 12 de julio, citando a VOA. 

“Creo que la medida más punitiva sería reconocer la legitimidad de Taiwán como país independiente. Eso sería un paso fundamental en la dirección correcta”, declaró McCaul.

McCaul se refirió al caso aludiendo a las medidas que EE. UU. podría tomar en apoyo a Taiwán al ser preguntado sobre las prevenciones para se podrían adoptar frente a la nueva ley aprobada por el PCCh en Hong Kong, que podrían señalar a Taiwán como el próximo objetivo del régimen chino.

“En una maratón de 100 años, el objetivo a largo plazo [del PCCh] es recuperar a Taiwán de la misma manera que acaban de recuperar Hong Kong”, agregó McCaul, asegurando que su país no lo permitirá.

En este sentido, McCaul indicó que el Congreso de EE.UU. había aprobado la venta de armas, incluidos los jets bombarderos F-16, para ayudar a la autodefensa de Taiwán.

Adicionalmente, se refirió a otros temas que enfrentan a EE. UU. y al régimen chino, entre ellos la posibilidad del robo de tecnología por parte de este, lo que está generando que otros países saquen sus empresas del territorio chino, al reconocer que las ganancias en el corto plazo terminan siendo un problema grave a largo plazo, por la desconfianza que genera esta situación.

Así, McCaul mencionó que su país debe potencializar su tecnología para competir en cuanto a la construcción de la red de Internet 5G, monopolizada por la firma Huawei que depende del PCCh.

Otro tema importante es de las trampas de la deuda que el régimen chino tiende a los países en desarrollo a través de su proyecto La franja y la Ruta,al que Estados Unidos debería prestar más atención. 

La violación perpetrada por el PCCh del tratado internacional que protegía la autonomía de Hong Kong fue rechazada internacionalmente, y da lugar a pensar en que Taiwán, cuyo nombre oficial es República de China, será el próximo objetivo de aquel, que la considera com parte de su territorio.

Así, el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Harvard, Graham Allison, estima que la continua búsqueda de la independencia de Taiwán podría resultar en una invasión por parte de Beijing, según Taiwán News. 

José Hermosa – Redacción BLes.com