Redacción BLesEl expresidente Donald Trump visitó el miércoles la frontera entre Estados Unidos y México por primera vez desde que dejó la Casa Blanca, donde fue bien recibido por una multitud de gente y el gobernador de Texas Greg Abbott. En declaraciones públicas acusó a los demócratas de realizar una “campaña de desinformación” en torno a sus políticas fronterizas y a actuar con una gran incompetencia para manejar la situación.

Trump visitó en su visita al muro fronterizo inacabado tras la suspensión de la administración Biden. Trump cuestionó si el actual presidente y su administración realmente querían fronteras abiertas o son incapaces de resolver la situación.

“Quiero decir que la verdadera pregunta es, ¿realmente quieren fronteras abiertas? ¿O son incompetentes?” Trump preguntó después de destacar el fracaso de Biden en asegurar la frontera sur.

El expresidente Donald Trump visitó Texas el miércoles para recorrer partes de la frontera entre Estados Unidos y México, donde el gobernador Greg Abbott prometió construir un muro fronterizo con fondos estatales, retomando el trabajo comenzado por el presidente Trump durante su presidencia.

La visita de Trump se produce cuando los republicanos continúan presionando a la administración del presidente Joe Biden por sus políticas implementadas y mensajes enviados respecto a la cuestión migratoria, argumentando que son la raíz de un aumento exponencial en los cruces ilegales. 

En este contexto, Trump dijo que los demócratas están utilizando la situación para desinformar a la gente y sacar rédito político de la situación.

“Están siendo asesinados en la frontera, así que ahora dicen: ‘Oh, tenemos un problema, así que culpemos al Sheriff, culpemos a los gobernadores, culpemos a todos los demás menos a ellos”, dijo Trump, describiendo a los demócratas como creadores de una “campaña de desinformación”.

Desde que inició sus tareas en la Casa Blanca, Biden ha emitido docenas de órdenes ejecutivas y memorandos que dejaron de lado una serie de políticas de la era Trump destinadas a controlar la frontera, mientras las describía como derrochadoras, ineficaces y poco humanitarias. 

Le recomendamos: “ALGO VA A SUCEDER” La INQUIETANTE DECLARACIÓN del GRAL. FLYNN sobre la AUDITORÍA DE ARIZONA

Ad will display in 09 seconds

El presidente también envió miles de millones de dólares que fueron autorizados para la construcción del muro fronterizo al Departamento de Defensa a principios de este mes.

Los funcionarios federales de inmigración detuvieron durante el mes de mayo a más de 172.000 personas que cruzaron la frontera sur ilegalmente, el aumento implica casi un 700 por ciento más que las detenciones de este tipo, en relación con el mismo período del año pasado durante la administración Trump, cuando se implementaban controles fronterizos estrictos.

“Ahora está abierto y no te engañes, vienen de Medio Oriente y están entrando y son malos”, dijo Trump, refiriéndose a informes en abril de personas de Oriente y África que fueron detenidas en la frontera.

“Hicimos un gran trabajo. Y lo teníamos reducido a una ciencia, hasta un punto en el que la gente simplemente no entraba a menos que entrara legalmente”, continuó diciendo Trump.

También aseguró que si Biden hubiera dejado las políticas de control en su lugar, no habría crisis fronteriza.

“Todo lo que tenían que hacer era ir a la playa, si iban a la playa y no hacían nada, estarían bien”, dijo Trump.

Abbott, como gobernador de uno de los estados más afectados por la situación, tras no recibir la ayuda esperada por parte del gobierno federal, anunció a comienzos de mes el estado de emergencia, lo que ofrecería una base legal para arrestar a personas independientemente de la ley federal de inmigración. 

También en ese contexto Abbott anunció la continuación de la construcción del muro fronterizo, el cual, en las zonas donde ya se encuentra construido tiene un gran efecto restrictivo. 

Andrés Vacca– BLes.com