Varias figuras de la derecha estadounidense han empezado a ser reinstituidos mientras los empleados de Twitter se preparan para entregarle el control a Elon Musk.

Este lunes, el Directorio de Twitter informó a la Comisión de Valores que había aceptado la compra de Elon Musk, quien pagó poco más de 43 mil millones de dólares para hacerse con el 100% de las acciones de la compañía.

Desde que salió la noticia, y por más que Elon Musk todavía no tomó control de la empresa, los empleados ya empezaron a levantar muchas de las suspensiones que habían hecho durante las gestiones de Jack Dorsey.

Entre otros, se le levantó la suspensión al popular conductor conservador Tucker Carlson, quien actualmente tiene el programa más visto de la televisión estadounidense en la transmisión nocturna de Fox News.

Tucker había sido suspendido el pasado 22 de marzo por compartir la captura de pantalla de otras dos cuentas que habían sido suspendidas, por dos razones diametralmente opuestas.

El diario satírico The Babylon Bee había dicho que “Rachel Levine es el Hombre del Año“, ironizando sobre una nota de USA Today que declaraba Rachel Levine, un trans de 64 años que Biden nombró como Secretario de Salud, como “Mujer del Año“. Inmediatamente fue suspendido por “violar las reglas contra conductas odiosas”.

Por su parte, el dirigente republicano Charlie Kirk había dicho que declarar a Levine como “Mujer del Año” era un insulto al feminismo. También fue suspendido por “violar las reglas contra conductas odiosas”.

Tucker citó estas dos publicaciones, y tuiteó: “Pero esperen. Ambos tweets son ciertos“. Sin explicaciones, la cuenta del periodista fue eliminada. Poco más de un mes después y tras la compra de Elon Musk, fue restituida.

Tucker Carlson Pretends Elon Musk Put Him Back on Twitter

Twitter eliminó la publicación y suspendió a Tucker el pasado 22 de marzo.

Otro de los populares conductores conservadores que volvieron es Mark Levin, quien conduce uno de los programas de radio más escuchados del país The Mark Levin Show, y además conduce Life, Liberty & Levin en Fox News.

El pasado 6 de enero, cuando miles de manifestantes ingresaron al Capitolio, Levin expresó su apoyo a la protesta y fue inmediatamente suspendido por 48 horas. Ni bien recuperó el control de la cuenta, tuiteó que se iba de la red social en protesta, y llamaba a todos sus seguidores a mudarse a Parler, una plataforma alternativa a Twitter.

Sin embargo, este 25 de abril, Levin sorprendió a sus seguidores porque volvió a abrir su cuenta y tuiteó: “Dado el cambio de dueños, he decidido regresar“. Desde entonces, ha estado tuiteando ávidamente, compartiendo sus programas a casi 3 millones de seguidores.

El caso de The Babylon Bee es el más trascendente. El diario fue suspendido por llamar “Hombre del Año” a Rachel Levine. Después de muchas críticas a la red social por la drástica decisión, Twitter aseguró que si The Babylon Bee borraba el tweet lo dejarían volver, pero el dueño del medio, Seth Dillon, se negó.

Según contó el propio Elon Musk, el caso de The Babylon Bee fue el que lo convenció de que tenía que comprar Twitter. Incluso el millonario empresario fue a su podcast y dijo que “los progres quieren hacer que la comedia sea ilegal, no podemos permitir eso”.

Muchos criticaron a Dillon en su momento por negarse a borrar el tweet y volver a la plataforma, pero su tenacidad llamó la atención de Elon Musk, y si hubiera claudicado ante la censura de la izquierda, hoy la empresa no hubiera sido comprada.

Hasta el momento, la cuenta aparece en Twitter si uno la busca, pero los dueños no tienen acceso. Es esperable que ni bien Elon Musk tome posesión ejecutiva de la empresa, The Babylon Bee sea reinstituida.

Este martes, el director de Babylon Bee, Kyle Mann, subió un video donde ironiza sobre que están “en la cárcel de Twitter” y que están esperando ansiosos que Elon Musk los libere.

Otra persona que volvió en estos días fue Jeremy Prime, fundador de Geeks & Gamers, una empresa que dirigía varios torneos de videojuegos y que tenía una amplia comunidad en redes sociales.

En 2017, Jeremy blanqueó que es un “fanático” de Donald Trump y desde entonces habla públicamente de temas políticos en sus videos, especialmente en sus críticas de la cultura progre que ha envuelto a todo el mundo del cine, las series y los videojuegos.

En enero del 2020, Twitter lo suspendió por publicar un meme en contra de la empresa de videojuegos Naughty Dog. En el tweet, subió una foto de un personaje trans del juego Last of Us II, con la cara de un hombre encima.

Este martes, le devolvieron la cuenta, e inmediatamente tuiteó la misma imagen, y esta vez no lo suspendieron, marcando la nueva era libre de censuras en Twitter.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.