Rusia sanciona a casi 100 funcionarios, empresarios y periodistas estadounidenses y canadienses, acusados de promover la rusofobia y haber forzado el conflicto.

Rusia ha emitido nuevas sanciones de represalia contra 29 estadounidenses y 61 canadienses, a quienes acusa de ser los “principales promotores de la guerra“. La lista incluye a importantes miembros de la administración estadounidense del presidente Joe Biden y del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Estas personas no podrán operar nunca más con empresas rusas, y su ingreso al país queda terminantemente prohibido. Los nombres que más se destacan son el de la actual vicepresidente de los Estados Unidos, Kamala Harris; el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, el gobernador de Ontario, Doug Ford y el alcalde de Toronto, John Tory.

El canciller ruso, Sérguei Lavrov, quien leyó la lista en una conferencia de prensa, dijo que la lista incluía personas responsables de las políticas “rusofóbicas” de Estados Unidos y Canadá que encendieron la mecha de la invasión rusa a Ucrania, que comenzó el pasado 24 de febrero.

Las sanciones se producen después de que una ronda anterior de sanciones dirigidas contra el propio presidente estadounidense Joe Biden, el secretario de Estado Antony Blinken, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, y el premier Justin Trudeau.

Sin embargo, aquellas sanciones se decretaron para “evitar que estas figuras sigan con sus negocios en Rusia“, exponiendo en gran parte que el círculo íntimo demócrata y liberal canadiense tenía importantes negocios detrás de escena en Moscú.

En esta ocasión, las personas nombradas son acusadas de ser quienes promovieron la guerra, a través de acciones en el plano internacional. Principalmente, Putin acusa a Harris de ser quien tuvo negociaciones en secreto con Zelenski para que el país ingrese en la OTAN, mientras que Zuckerberg promovió la “rusofobia” en Facebook.

Rusia compartió las nuevas acciones punitivas poco después de que Biden anunciara la última ronda de ayuda militar a Ucrania, US$ 800 millones adicionales que incluían más artillería pesada, así como drones tácticos “Ghost”. El último paquete eleva la ayuda total a Ucrania a más de 3.400 millones de dólares desde que comenzó la invasión.

Biden también anunció que los barcos rusos serían prohibidos en todos los puertos estadounidenses, y que está redactando nuevos paquetes de sanciones contra bancos y empresas rusas.

“Este es otro paso crítico que estamos tomando en concierto con nuestros socios en la Unión Europea, el Reino Unido y Canadá para negarle a Rusia los beneficios del sistema económico internacional que tanto disfrutó en el pasado”, dijo en una conferencia este miércoles.

La lista también incluye al portavoz del Pentágono, John Kirby, a la subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, a Cameron Ahmad, quien se desempeña como director de comunicaciones del primer ministro Justin Trudeau, y el comandante de las Fuerzas de Operaciones Especiales de Canadá, Steve Boivin.

La lista de estadounidenses también incluyó a figuras destacadas de los medios de comunicación, como el presentador de televisión de ABC News, George Stephanopoulos, histórico operador anti-Rusia; el columnista del Washington Post, David Ignatius, y el editor del sitio de noticias Meduza, centrado en Rusia, Kevin Rothrock.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.