Redacción BLes- El Departamento de Justicia anunció el acuerdo con los propietarios del laboratorio Purdue Pharma, fabricante del analgésico opiáceo Oxycontin, a quienes se acusó de propiciar la muerte de miles de usuarios de ese producto causante de adicción.  

“Purdue, a través de la codicia y la violación de la ley, priorizó el dinero por encima de la salud y el bienestar de los pacientes”, señaló  Director Adjunto a cargo de la Oficina de Campo del FBI en Washington, Steven M. D’Antuono, según el Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ, por la sigla en inglés) el 21 de octubre. 

“El devastador efecto dominó de las acciones de Purdue dejó vidas perdidas y otros adictos”, agregó el Administrador Asistente de la Administración de Aplicación de Drogas (DEA) Tim McDermott.

En las resoluciones en las admiten su culpabilidad por tres delitos graves, que incidieron en la muerte de miles de personas, también se anunció que los propietarios de Purdue pagarán 8.569 millones de dólares en reparación de los daños causados, pero eso no es todo.

“Las resoluciones no incluyen la liberación penal de ningún individuo, incluidos los miembros de la familia Sackler, ni tampoco ninguno de los ejecutivos o empleados de la empresa reciben liberaciones civiles”, advirtió el DOJ.

La resolución global con la empresa está sujeta a la aprobación del tribunal de quiebras del Distrito Sur de Nueva York.

Otra de las condiciones es “que la empresa deje de operar en su forma actual y salga de la quiebra como empresa de beneficio público (PBC)”.

Esto implica que entregará medicamentos de prescripción legítimos de una manera tan segura como sea posible, y donará ó hará grandes descuentos en medicamentos de rescate para sobredosis que salvan vidas.

También donará o concederá descuentos en medicamentos a las comunidades, y las ganancias del fideicomiso se destinarán a programas estatales y locales de reducción de opiáceos.

A pesar de que en el 2007 Purdue Pharma, se declaró culpable por engañar al público sobre los riesgos de OxyContin y acordó pagar más de 600 millones de dólares en multas. siguió vendiéndose en grandes cantidades, generando más de 22.000 millones de dólares en la última década, según Public Integrity.org.

De las 52.000 muertes por sobredosis de todas las drogas en el año 2019, el 63% estuvieron relacionadas con un opioide. Esta causa de muertes supera a las armas de fuego, los accidentes de tránsito, los suicidios y los homicidios.

Algunos atribuyen parte de las muertes a una prescripción indebida de los opiáceos (en 2016 se recetaron 216 millones de veces). El cálculo es que más de un millón de ciudadanos tomaron heroína durante 2016 y 11 millones abusaron de los recetados por los médicos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha mostrado decidido a acabar con el flagelo que significan los opioides para su país.

Entre otros gestos, en un acto de solidaridad, donó su salario correspondiente al tercer trimestre de 2017 al Departamento de Salud y Servicios Humanos para ayudar a combatir la epidemia de opioides. 

“Esta epidemia es una emergencia de salud pública”, señaló Trump al formalizar la declaración de la emergencia sanitaria pública, en octubre de 2017, motivado justamente por las adicciones a los opiáceos que se sufren en Estados Unidos.

José Hermosa-BLes.com