Redacción BLesUn grupo de senadores estadounidenses republicanos, se unieron para presentar un proyecto de ley para prohibir que el Departamento de Defensa de EE. UU. deshonre con la baja a miembros del servicio, por el hecho de no querer vacunarse contra el Covid-19 (Virus PCCh). 

El senador Roger Marshall (republicano de Kan), junto a los senadores, Ted Cruz (republicano de Texas), James Lankford (republicano de Oklahoma) y Tommy Tuberville (republicano de Alabama) se unieron para presentar la Ley de Prevención de Descargas Deshonrosas de la Vacuna COVID-19.

Dicho proyecto viene a frenar lo que establece la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) para el año fiscal 2022, la cual permite que los miembros del ejército estadounidense sean amenazados con duras consecuencias por negarse a vacunarse, que incluye la baja deshonrosa de sus funciones.

Cuando se le aplica una baja deshonrosa a un miembro de las fuerzas armadas, significa que está obligado a renunciar a varios derechos y beneficios, los cuales incluyen:

  • Propiedad de cualquier tipo de arma de fuego o municiones
  • Acceso al GI Bill para educación adicional
  • Préstamos hipotecarios para militares veteranos
  • Beneficios médicos de militares veteranos
  • Honores funerarios militares
  • Reinscripción en otra rama militar

La propuesta de ley llega después de que en agosto, la administración Biden ordenara la obligatoriedad de las vacunas incluida a los miembros del servicio de defensa, y luego de que el Departamento de Defensa indicase que los miembros del servicio que se negaran a recibir la vacuna se enfrentarían a un “castigo administrativo o no judicial, que incluiría el relevo de funciones o la baja”.

Acorde a lo que informó en su página oficial el senador Cruz, el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes aprobó un texto similar impulsado por el representante republicano por Tennessee y antiguo oficial del ejército, Mark Green en una enmienda a la NDAA.

El senador Cruz dijo tras la presentación del proyecto de ley: “Es un insulto a nuestros hombres y mujeres de las fuerzas que han servido con honor el darles de baja de manera deshonrosa por negarse a la vacuna COVID”, enfatizando que se les estaría dando el mismo trato deshonroso que “a los condenados por delitos graves como la traición, la deserción, la agresión sexual y el asesinato”.

“Obligar a todos los miembros del servicio, incluidas las mujeres embarazadas y los que ya han recibido la COVID-19, a recibir la vacuna es sólo un ejemplo más de que el presidente Biden y su administración ponen la política por delante de la ciencia”, dijo Cruz.

Señaló además que se siente orgulloso de unirse al senado Marshall “para garantizar que la cadena de mando militar tome las medidas adecuadas en respuesta a los que buscan exenciones de esta vacuna”.

Entre tanto Marshall dijo: “Como médico y veterano que confía en que la vacuna ha salvado innumerables vidas, creo que vacunar a nuestros miembros del servicio contra la COVID-19 es un esfuerzo importante; sin embargo, recibir o no la vacuna debería ser una elección personal entre un individuo y su médico”. 

Y continuó diciendo, “los miembros del servicio que se niegan a vacunarse, y que posteriormente son separados del servicio, no deberían recibir nada más que una baja honorable. No hay duda de ello: Los héroes estadounidenses no deben ser tratados como delincuentes por sus decisiones médicas personales”.

El representante Green agregó: “Los valientes hombres y mujeres de nuestro ejército que toman la decisión médica personal de no tomar la vacuna COVID-19 no deben recibir nada más que una baja honorable. Me enorgullece que esta legislación se incluyera como una enmienda a la NDAA en la Cámara y estoy agradecido con el Senador Marshall por su liderazgo en el Senado”.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.