Redacción BLes– El fundador del Proyecto Veritas, James O’Keefe, publicó un comprometedor video en el que el CEO de Facebook, Marck Zuckerberg, critica las vacunas del virus PCCh (Partido Comunista de China), contrariando las reglas que restringen toda crítica en este sentido.

“Pero quiero asegurarme de compartir cierta precaución sobre esta [vacuna] porque simplemente no conocemos los efectos secundarios a largo plazo de modificar básicamente el ADN y el ARN de las personas…básicamente la capacidad de producir estos anticuerpos”, dijo Zuckberg en julio de 2020.

Y agregó: “y si eso causa otras mutaciones u otros riesgos más adelante. Por lo tanto, se está trabajando en ambas vías de desarrollo de la vacuna”, según citó la página de Project Veritas el 16 de febrero. 

No obstante, sus sospechas fueron radicalmente sofocadas cuando en noviembre dijo lo contrario, en una entrevista en la que también participó el médico estadounidense especializado en inmunología, Anthony Fauci.

Peor aún, Facebook anunció la semana pasada que eliminaría las afirmaciones de que las vacunas cambian el ADN de las personas.

El polémico video con las advertencias de Zuckerberg sobre las vacunas del virus PCCh fue publicado por el usuario de las redes @waytofreedomhk, bajo el significativo título de “Fakebook” (libro de mentiras).

Los grandes emporios tecnológicos han generado mucha indignación y desconfianza entre los usuarios por la intensa censura que aplasta la libre expresión de sus afiliados.

También son acusados de imponer la narrativa izquierdista de los hechos, políticas que a la vez corroboran con las grandes sumas de dinero que aportan a causas afines como la del marxista Movimiento Black Lives Matter (BLM, por la sigla en inglés), y al partido demócrata.

Las dudas que inicialmente expresó Zuckerberg en julio y la posterior declaración contradiciéndola, son parte de las causas por las que la intención de vacunación de muchas personas desaparece con el paso del tiempo. 

Además de la incertidumbre sobre las alteraciones genéticas adversas que expuso Zuckerberg, rondan las sospechas de que se insertan nanopartículas en los preparados de las vacunas para controlar indebidamente a las personas.

De lo que no cabe duda es de que entre los efectos secundarios de los fármacos se han generado miles de muertes, alergias, parálisis faciales, hospitalizaciones y otros efectos negativos.

Además de los daños causados a la salud por la pandemia del virus PCCh, que incluyen millones de fallecimientos, el manejo administrativo sigue perjudicando las economías de los países, la educación y casi todos los aspectos del ritmo de vida de las personas en todo el mundo

José Hermosa-BLes.com