Redacción BLes– Una profesora de la Universidad de St. John’s de Nueva York, EE. UU., fue despedida por leer en su clase de “Literatura de la Sátira” una línea de la novela antiesclavista de Mark Twain “Pudd’nhead Wilson” que incluía la palabra N.

Hannah Berliner Fischthal, profesora adjunta durante 20 años en la universidad católica de Queens, dijo la palabra N una vez durante una clase a distancia el 10 de febrero, después de explicar el significado de la palabra y expresar su esperanza de que no ofendiera a nadie, informa el NewYorkPost.

“Mark Twain fue uno de los primeros escritores estadounidenses en utilizar el dialecto real”, declaró Fischthal. “Su uso de la ‘palabra con N’ se utiliza sólo en los diálogos, tal y como podría haberse hablado realmente en el sur antes de la guerra civil, cuando tiene lugar la historia”.

A pesar de sus esfuerzos por contextualizar la cita antes de leerla, al menos un estudiante pareció salir del aula después de decir la palabra.

“Fue innecesario y muy doloroso de escuchar”, escribió el estudiante en un correo electrónico dirigido a ella.

En un correo electrónico de respuesta, Fischthal se disculpó con el estudiante y organizó una conversación privada en línea sobre el incidente, que denominó “Lenguaje insensible”.

“Pido disculpas si hice que alguien se sintiera incómodo en la clase al usar un insulto al citar y discutir el texto”, escribió Fischthal. “Por favor, compartid vuestras opiniones”.

Le recomendamos: A IMAGEN y SEMEJANZA de TRUMP – Así se preparan los REPUBLICANOS para VOLVER a la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

Dos estudiantes defendieron a Fischthal, mientras que otros cuatro se opusieron a su uso de la palabra en clase, lo que provocó un debate que duró hasta la siguiente clase.

La Fundación para los Derechos Individuales en la Educación escribió al presidente de la universidad solicitando la reincorporación de Fischthal.

“Citar la obra [de Mark Twain] en una clase de sátira entra de lleno en la protección que ofrece la libertad académica, que da a los miembros del profesorado el margen de maniobra para determinar si -y cómo- debatir el material que los estudiantes puedan considerar ofensivo”, decía la carta.

Pudd’nhead Wilson trata de una esclava de piel clara que cambia a su bebé por el de su amo para proporcionar a su hijo una vida de lujo que de otro modo no tendría. El libro es una mirada satírica al racismo y la esclavitud y a la controversia entre naturaleza y crianza.

“Satiriza toda la malvada institución de la esclavitud”, dijo Fischthal al New York Post. “La idea de esta novela es que no hay ninguna diferencia inherente entre los negros y los blancos. La ropa y la educación son lo que distingue a las personas. Los dos chicos de la historia tienen exactamente el mismo aspecto, aunque uno sea por ley un esclavo y el otro sea un chico blanco privilegiado”.

Fischthal dijo que desconocía cómo había estallado la política racial en las universidades de todo el país, pero que el caso de otro profesor adjunto de la SJU, Richard Taylor, le había “horrorizado”. Taylor fue despedido a principios de este año después de que los estudiantes dijeran que era racista por plantear preguntas sobre la esclavitud durante una clase.

“Nunca pensé que me pasaría eso”, dijo Fischthal, que es hija de supervivientes del Holocausto. “Soy una de las últimas personas que deberían ser acusadas de racismo. Sé a dónde lleva y sé dónde acaba. En cada clase enseño los males de los estereotipos”.

Sin embargo, las disculpas y los intentos de Fischthal por resolver el asunto fueron finalmente ineficaces.

El 3 de marzo fue convocada a una reunión con Recursos Humanos para hablar de su uso de la palabra con “N” en clase, de la discusión subsiguiente y de un comentario que supuestamente hizo sobre el pelo de un alumno negro. Fischthal dijo que se limitó a hacer un comentario sobre la cabeza de una alumna que se había enrollado durante la clase y que no tenía nada que ver con su pelo.

Dijo que también fue reprendida por sacar a relucir la historia del Holocausto de su familia en clase.

Fue suspendida el 5 de marzo, a la espera de que se investigara si había infringido la política antiprejuicios de la universidad. Fue despedida el 29 de abril.

Sin embargo, un portavoz de la escuela refutó la afirmación de que Fischthal fue despedida por la cita.

“Si su afirmación es que fue despedida por leer en voz alta una novela de Mark Twain, eso es incorrecto”, dijo el portavoz de St. John’s, Brian Browne, al New York Post.

Fischthal concluyó que echará de menos a sus alumnos y la enseñanza.

“Sólo sé que echaré de menos a mis alumnos y las clases”, dijo Fischthal. “Me encanta la enseñanza”.

Dawn Barlowe – BLes.com