Redacción BLes – Una profesora universitaria estadounidense presentó una demanda denunciando que las autoridades académicas le negaron un ascenso debido a que ha trabajado en el gobierno del presidente Donald Trump.

Whitney Bailey es profesora asociada del Departamento de Desarrollo Humano y Ciencia Familiar de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Estatal de Oklahoma.

En su acusación argumentó que se le negó la oportunidad de convertirse en profesora titular no sólo porque es republicana, sino también porque aceptó un nombramiento en el gobierno federal después de que el presidente Donald Trump asumiera el cargo, según informó el medio local KWTV.

Acorde a las políticas vigentes de la universidad, Bailey había solicitado una licencia no remunerada, a partir de diciembre de 2017, para trabajar como administradora adjunta del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, según sus siglas en inglés), reportó The Washington Times.

En su último día en el campus antes de ir a trabajar para la Administración Trump, Baley se enteró de que se le había denegado el ascenso a profesora titular.

“La Sra. Bailey sufrió discriminación en una universidad pública que ha sido intolerante a sus creencias y afiliaciones políticas, pero más específicamente, a su servicio público para la Administración Trump”, apuntó Geoffrey Tabor, abogado del buffet Ward & Glass en la localidad de Norman, Oklahoma, en un correo electrónico a The Washington Times.

Según KWTV, la demanda alega que Bailey trató de resolver la situación con la universidad mientras trabajaba en el HHS.

La profesora argumenta que, a pesar de los comentarios positivos y los elogios por su trabajo, se le negó su solicitud debido a su puesto en el HHS y a su membresía en el Partido Republicano. En ese sentido, denuncia que se trata de una violación a sus derechos de la Primera Enmienda.

Asimismo, señala que desde que regresó a la facultad se le ha negado el ingreso a varias organizaciones y proyectos.

En una declaración a The Washington Times, la universidad negó las acusaciones de Bailey.

“No hay mérito en esta demanda”, señala el texto agregando que “la política partidista no jugó ningún papel en ninguna decisión relativa a la posición de enseñanza de la Dra. Bailey y el horario de clases”.

Sin embargo, de acuerdo con KWTV, la demanda nombra a los principales administradores que, afirma Bailey, no ocultaban su aversión por la Administración Trump.

Según la profesora, un administrador descalificó a las creencias conservadoras y comparó a un funcionario de Trump con un “villano de cine de ficción”.

Bailey afirma que las autoridades denegaron su postulación, a pesar de que el comité de la facultad votó 6-2 para recomendarla para el puesto.

Es por eso que, de acuerdo con la demanda, la razón de la negación es evidente: “Las creencias políticas del demandante, su condición de republicano registrado y/o la aceptación de un nombramiento para la administración de Trump fueron un factor sustancial o motivador en las acciones de los Demandados”.

Crédito de la foto de portada: Gayatri2388 / Wikimedia Commons.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

Ad will display in 09 seconds
Temas: