Redacción BLes – Este jueves, el primer ministro de Islas Vírgenes Británicas y la directora portuaria, fueron arrestados en Miami por cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero, según informó Miami Herald

De acuerdo a una declaración jurada de la DEA, presentada por el fiscal federal Frederic Shadley, el primer ministro Andrew Alturo Fahie y la directora portuaria Oleanvine Pickering Maynard, fueron detenidos por agentes de la Administración de Control de Drogas en el aeropuerto Miami-Opa-locka, cuando se presentaron en el lugar para verificar un pago de $700 mil en efectivo.

En el momento de la detención, Fahie confirmó su identidad y dijo:  “¿Por qué me arrestan? No tengo dinero ni drogas”.

Ambos funcionarios están detenidos en el Centro de Detención Federal y sus primeras comparecencias en la corte federal de Miami están programadas para la tarde del viernes.

Cabe señalar que el hijo de la directora portuaria, Kadeem Maynard, también está detenido pero no fue arrestado en Miami.

De acuerdo a la declaración jurada, los cargos por los que se acusa a los tres detenidos son de conspirar para importar más de 5 kilogramos de cocaína y conspirar para lavar dinero.

Las detenciones fueron llevadas a cabo como parte de una investigación encubierta que comenzó en el otoño pasado cuando en la isla de Tortola en las Islas Vírgenes Británicas se realizaron reuniones entre agente encubierto del gobierno que se hacía pasar por narcotraficante mexicano y un grupo de libaneses, supuestos miembros de Hezbolá, que estaban conectados con altos funcionarios locales. 

Con la gestión del grupo de libaneses, se pudo concretar una reunión entre el informante estadounidense y los tres acusados, donde el supuesto narcotraficante mexicano, que decía trabajar para el cártel de Sinaloa, les pidió protección para cargamentos de cocaína procedente de Colombia, que llegaría a Miami a través de las Islas Vírgenes Británicas.

Como contrapartida, Fahie y los Maynard recibirían en una primera instancia  $700,000, que con el transcurso de las operaciones se volverían millones, de acuerdo a los documentos presentados en la corte federal de Miami.

De acuerdo a AP, el gobernador de las Islas Vírgenes Británicas, John Rankin, emitió rápidamente un comunicado diciendo que los arrestos ocurridos el jueves en EE. UU., no están relacionados con una investigación actual de corrupción del gobierno de Fahie, en Reino Unido y que para evitar especulaciones innecesarias, espera que los resultados se publiquen urgentemente.

 Por su parte, la administradora de la DEA, Anne Milgran dijo en un comunicado:

“Cualquier persona involucrada en traer drogas peligrosas a los Estados Unidos será responsable, sin importar su posición”.

Milgran, también recalcó:

“Hoy es otro ejemplo más de la determinación de la DEA de responsabilizar a los miembros corruptos del gobierno por usar sus posiciones de poder para brindar un refugio seguro a los narcotraficantes y lavadores de dinero a cambio de su propio beneficio financiero y político”.

Sebastian Arcusin – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.