Redacción BLesUn ofrecimiento de la Universidad de Memphis para que los profesores adapten los programas de enseñanza para sus alumnos a las polémicas doctrinas de la ‘cultura woke’, a cambio de dinero, causan preocupación a profesores y legisladores del estado de Tennessee.

El dinero de los contribuyentes se usaría para pagar 3.000 dólares a quienes rediseñen y alineen sus planes de estudios con la “Iniciativa para erradicar el racismo sistémico y promover la justicia social” de la universidad, de acuerdo con The Washington Free Beacon del 3 de enero.  

Los profesores que busquen el pago deben presentar una copia de sus programas de estudio a reelaborar, y una “narración” de 500 palabras sobre su “filosofía de la diversidad, la equidad y la inclusión”, además de explicar la manera en la que supuestamente “abordarán las disparidades” en su área de estudio.

Por su parte, el representante Tim Burchett, republicano de Tennessee, expresó que la dirección de la universidad debería estar “avergonzada” por la manera en la que utilizan el dinero de los contribuyentes.

“La dirección de la Universidad de Memphis debería avergonzarse por sobornar a los profesores para impulsar esta enseñanza inútil”, dijo Burchett tras conocer sobre el nuevo programa.

Y agregó: “Los estudiantes están mejor preparados para las carreras profesionales si aprenden las tres R -lectura, escritura y aritmética- en lugar de activismo de la cultura woke”.

En este sentido, un profesor que prefirió mantener el anonimato, manifestó su perplejidad, dadas las limitaciones del presupuesto de la universidad, que podría invertirse de maneras más efectivas. 

“Nos ha costado mucho retener a los buenos profesores con nuestros niveles salariales, así que cada vez que ves que se gasta dinero en causas que no son de los estudiantes o del profesorado, te hace rascarte la cabeza”, enfatizó el profesor. 

Y cuestionó: “¿Podría gastarse este dinero en los estudiantes o en retener al profesorado de calidad en lugar de en una agenda progresista que probablemente no sea apoyada por los contribuyentes o los votantes de Tennessee?”

Asimismo, planteó su preocupación de que el presupuesto se utilice para convertir a los estudiantes en activistas, además de la incompatibilidad de algunas materias con las polémicas teorías progresistas.

“No estoy seguro de cómo cambiar un curso de contabilidad, enfermería o ingeniería para alinearse con los principios de justicia social ayuda a los estudiantes”, dijo.

Y agregó: “Cuando el profesorado está mal pagado en primer lugar, es difícil culparles por aceptar este dinero. Pero crea un incentivo para que un instructor no partidista convierta a sus estudiantes en activistas por unos pocos dólares extra.”

Por otro lado, la creciente insistencia de las instituciones federales y de las grandes corporaciones en impulsar esas teorías ha causado serias preocupaciones en el país.

De acuerdo con la experiencia de una madre de Virginia, Xi Van Fleet, que sobrevivió la Revolución Cultural de Mao Zedong antes de emigrar a Estados Unidos, con esas teorías se enfrentó a los estudiantes entre sí y contra sus maestros, tal como lo está haciendo la teoría crítica de la raza tan defendida por los sectores izquierdistas en Estados Unidos en la actualidad.

El discurso de Van Fleet, fue publicado en Twitter por TVP, un programa destinado a exponer actividades antiamericanas tales como la teoría crítica de la raza y otros tipos de subversión utilizados contra Estados Unidos.

“Observe a una valiente madre que creció en la China de Mao señalando todos los rasgos idénticos entre la Revolución Cultural y lo que la Junta Escolar está haciendo a través del uso de la Teoría Crítica de la Raza”.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.