Redacción BLesPortland, la ciudad más grande de Oregon, se convirtió durante el 2020 en la ciudad que concentró el movimiento izquierdista de “desfinanciar la policía”. Luego de haber logrado un recorte de más de 16 millones de dólares, ahora, debido a la preocupante ola de delincuencia y homicidios, el alcalde demócrata Ted Wheeler solicita una partida extra de dinero para hacer frente a la crisis delictiva.

Después de recortar su presupuesto policial en 16 millones de dólares el año pasado, la ciudad epicentro de los conflictos raciales, ha visto 20 homicidios desde que comenzó el 2021, en comparación con solo uno en este mismo período del año pasado.

En respuesta a la escalada de violencia, el alcalde demócrata de Portland, solicitó el viernes  2 millones de dólares en fondos adicionales para destinarlos a la fuerza policial de la ciudad, citando un aumento en los homicidios y otros delitos violentos, según reportó Fox News.

Hasta el momento, los miembros del consejo de la ciudad no hicieron comentarios públicos al respecto y se desconoce si respaldarán la solicitud o no.

La solicitud de Wheeler, se produjo el viernes durante su discurso sobre el estado de la ciudad, y tres días después de que condenara uno de los últimos asesinatos en la ciudad, a plena luz del día de un hombre de 42 años mientras aparcaba su automóvil el día martes.

Le recomendamos:

“Este tiroteo fue descarado y horrible”, escribió Wheeler en Twitter. “La Ciudad y sus socios están trabajando arduamente para prevenir y reducir la violencia armada. Es una crisis de salud pública que está dañando a toda nuestra comunidad”.

El pedido de Wheeler despertó la atención de los medios y abundantes críticas, debido a que Portland se ha considerado un epicentro del movimiento “Defund the police” (desfinanciamiento policial), en el que los grupos liberales han intentado durante el 2020 desviar el dinero público destinado a los departamentos de seguridad y transferirlo a iniciativas ligadas a los reclamos por la igualdad racial.

Wheeler ha sido criticado en reiteradas ocasiones durante los conflictos por su incapacidad para controlarlos, incluso recibió críticas por parte del entonces presidente Trump quien en reiteradas ocasiones ofreció ayuda económica y policial para hacer frente a los disturbios, pero fueron rechazados por el alcalde. 

Sin embargo, ante el ofrecimiento de Trump, Wheeler escribió una carta pública en la que se podía leer:

“Estimado presidente Trump: Una vez más, dijo que se ofreció a ayudar a Portland enviando a la policía federal a nuestra ciudad. En nombre de la ciudad de Portland: No, gracias”, escribió Wheeler. Incluso continuó agrediendo al presidente Trump y entre otras cosas lo acusó de que su ofrecimiento era una “actitud demagógica”. 

Ya a comienzos de febrero el alcalde de Portland admitió públicamente su derrota y reconoció que las políticas implementadas para “combatir” el crimen organizado de la izquierda extrema fracasaron y en consecuencia solicitó asistencia federal para poder hacer frente a la creciente ola de violencia protagonizada por grupos como Antifa y Black Lives Matter.

Ahora formalizó el pedido de fondos adicionales y está a la espera de los comentarios de los miembros del consejo de la ciudad.

Andrés Vacca– BLes.com