Redacción BLes- La reportera de NewsMax, Emerald Robinson, interrogó el lunes 22 de marzo a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, sobre el manejo de la administración Biden de los extranjeros ilegales frente a las tropas de la Guardia Nacional.

Cinco mil soldados fueron trasladados a un aparcamiento congelado en pleno invierno el día después de la toma de posesión del presidente Biden.

Para 5.000 soldados, sólo había un enchufe y un retrete.

Los soldados fueron alojados en un estacionamiento helado cerca del edificio del Capitolio después de que Biden los utilizara para la seguridad.

Según un informe de Brian Abel, reportero de WXYZ-TV, más de una docena de soldados de la Guardia Nacional de Michigan destinados en Washington enfermaron, y algunos fueron hospitalizados, después de que se les sirviera carne cruda o poco cocinada y comidas con virutas de metal.

Otras comidas proporcionadas por un contratista elegido por la administración de Washington, controlada por los demócratas, han dejado a las tropas con hambre.

El problema de la comida poco cocinada comenzó a principios de febrero, pero las comidas eran tan deficientes que un sargento se puso en contacto con una emisora de noticias de Detroit a principios de marzo.

Según noticias recientes, el gobierno de Biden ha concedido a una organización sin ánimo de lucro de Texas un contrato de seis meses por valor de 86 millones de dólares para alojar hasta 1.200 familias de extranjeros ilegales en hoteles de comunidades fronterizas de Texas y Arizona.

Robinson interrogó a Psaki al respecto, y ella giró como una tromba tratando de justificar por qué la administración Biden da prioridad a los extranjeros ilegales sobre el personal militar.

Anna Aniston-BLes.com