Redacción BLesRusia sancionó el martes (15 de marzo) al presidente de EE. UU., Joe Biden, al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y a algunos otros funcionarios estadounidenses a quienes les prohíbe el ingreso al país, acorde a lo que reportó Reuters.

Entre los altos funcionarios que el Kremlin incluyó en la lista negra, se encuentran el secretario de Estado, Antony Blinken, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, el jefe de la CIA, William Burns, el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, la ex secretaria de Estado y ex candidata presidencial Hillary Clinton, y al propio hijo del presidente estadounidense, Hunter Biden.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo en una publicación en Facebook, que los estadounidenses estaban siendo agregados a una ‘lista de exclusión’ en respuesta al bloqueo económico que sufrió Rusia.

“Este paso, dado en el orden de la reacción violenta, se convirtió en una consecuencia inevitable del curso extremo rusofóbico tomado por la actual Administración de los #Estados Unidos, que en un intento desesperado por preservar la hegemonía estadounidense, hizo una apuesta, tirando por la borda toda decencia… y la moderación frontal de Rusia”, agregó el ministerio.

Más tarde, el Krenlim agregó a la lista de personas sancionadas al primer ministro de Canadá, Trudeau, y a 300 canadienses por alentar lo que llamó una “escandalosa hostilidad del actual régimen canadiense”, acorde a lo que reportó la agencia rusa RT.

“Todo ataque rusófobo, ya sean los ataques a las misiones diplomáticas rusas, el cierre del espacio aéreo o la ruptura real de los vínculos económicos bilaterales por parte de Ottawa en detrimento de los intereses canadienses, recibirá inevitablemente un rechazo decisivo y no necesariamente simétrico”, dijo Lavrov.

Mientras tanto, el Departamento de Estado de EE. UU. publicó el mismo martes una lista de 11 líderes militares rusos a los que les aplicó sanciones debido a que, según dijo, operaban en el sector de defensa de la Federación Rusa, incluidos Viktor Zolotov, comandante en jefe de la Guardia Nacional de Rusia, y Alexander Mikheev, director general de Rosoboronexport, una empresa controlada por el Estado que comercia con armas.

Vanesa Catanzaro Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.