Redacción BLes – El expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, cuestionó el prematuro resultado de la carrera presidencial de EE. UU. asegurando que dada la cantidad de denuncias sobre anomalías en los votos, podría tratarse del “mayor robo presidencial” desde 1824 y pide a las legislaturas que se recuenten los votos.

A través de su cuenta de Twitter, Gingrich escribió: “Cuantos más datos surjan sobre anomalías en los votos que claramente no son legítimos, más parece que 2020 puede ser el mayor robo presidencial desde que Adams y Clay robaron a Andrew Jackson en 1824”.

La publicación de Gingrich además solicita a las legislaturas estatales implementar un recuento de votos en los estados donde la campaña del presidente Trump ha demandado por fraude electoral.

En otra publicación del 28 de noviembre, Gingrich instó a los legisladores republicanos estatales a leer un análisis de Patrick Basham, director fundador del Democracy Institute y miembro principal del Cato Institute.

El informe de Basham hace mención de diez “peculiaridades” que para él no son explicaciones convincentes sobre los estados indecisos que detuvieron el conteo de boletas, la anulación de observadores electorales, las estadísticas anormales en los conteos de votos, así como las “tasas históricamente bajas de rechazo de boletas ausentes”.

Gingrich añade en su posteo: “Basham deja en claro que es casi seguro que se robaron las elecciones en 5 estados. Todo estadounidense [sic] debería estar preocupado por el robo”.

A principios del mes Gingrich dio a conocer la llegada de varios correos electrónicos desde distintas partes del país en los cuales se detallaron los varios incidentes sobre fraude electoral, por lo que solicitó su revisión antes de que terminará el proceso de las elecciones.

Les recomendamos:

Para entonces, durante una entrevista con Fox News, el expresidente de la Cámara de Representantes habló sobre algunas de las anomalías denunciadas sobre fraude electoral en relación con 1.400 votantes muertos registrados en Michigan, así como fraudes similares en Georgia.

“Hemos comenzado a verificarlo. Las primeras 10 personas que buscamos estaban muertas y votaron con bastante éxito. Hemos tenido todo tipo de cosas extrañas sucediendo desde una perspectiva de Georgia. Savannah encuentra 15,000 votos que de alguna manera se habían extraviado. Tengo grandes dudas”.

La semana pasada la abogada Sidney Powell, quien aseguró seguir investigando el fraude electoral en EE. UU. después de tomar distancia del equipo legal del presidente Trump, dio a conocer dos demandas explosivas en Georgia y Michigan que contienen declaraciones juradas de testigos expertos y denunciantes.

Por su parte, la abogada representante del presidente Trump, Jenna Ellis, afirmó la semana pasada que el proceso electoral estaba lejos de terminar, indicando que el presidente estaba luchando por la integridad de las elecciones.

“Ahora tenemos tres legislaturas estatales que están muy preocupadas por la corrupción de esta elección y están dispuestas a llegar al fondo. Esto está lejos de terminar”, dijo la abogada durante una entrevista con el presentador Charles Payne de Fox Business.

“…Y, lo que es realmente importante, ahora tenemos tres legislaturas estatales en Pensilvania, Michigan y Arizona que han acordado celebrar audiencias, porque es lo mejor para todos y para todos los estadounidenses asegurarse de que la verdad sobre el fraude electoral y la prueba que tenemos llegue afuera”, dijo Ellis.

Ellis figura entre los abogados que han recibido amenazas a su integridad frente al incansable trabajo que está realizando el equipo legal del presidente Trump por establecer un proceso electoral limpio en medio de las continuas denuncias sobre fraude, que así mismo ha sido encubierto por los principales medios de comunicación.

César Munera – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.