Redacción BLesEl exsecretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, hizo un decidido llamado a los estadounidenses a proteger la Segunda Enmienda a la Constitución Nacional, que garantiza el derecho a la posesión y al uso de las armas.

En un video publicado en su cuenta de Twitter el 8 de marzo, Pompeo relata que él mismo ha sido un defensor del derecho de los estadounidenses a portar armas, desde que comenzó a servir al país como soldado.

Luego como congresista apoyado por la organización estadounidense para defender el derecho a poseer armas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por la sigla en inglés), después como director de la CIA y finalmente como Secretario de Estado junto al entonces presidente, Donald Trump. 

“Quiero ser muy claro, las amenazas a nuestra Segunda Enmienda no pueden ser exageradas. Proteger estos derechos es absolutamente esencial para promover la libertad americana”, expresó Pompeo.

También compartió que de vez en cuando practica tiro, junto con su esposa, en la granja de su familia ubicada en Kansas, donde posee varias armas debidamente autorizadas, en el mismo video de la NRA.

Una de las mayores amenazas contra el porte y uso de armas en EE. UU. es la agenda izquierdista que la combate, y ahora inició la escalada en la legislación para arrinconarla.

Por un lado, el jefe de la mayoría de la Cámara de Representantes, James E. Clyburn, demócrata de Carolina del Sur, presentó un proyecto de ley, que permitiría al FBI detener hasta por 30 días una transacción de armas, mientras comprueba los antecedentes del comprador, tiempo que antes era de solo tres días, informó American Military News del 2 de marzo.

Por el otro, el representante Mike Thompson, demócrata por California, presentó otro proyecto de ley que criminaliza las ventas privadas de armas usadas aún entre familiares, obligando a los interesados en el negocio a pedir permiso al gobierno. 

Le recomendamos:

Estas serían tan solo algunas de las medidas de los demócratas contra la Segunda Enmienda, porque la administración Biden, al parecer, prepara todos los instrumentos a su alcance para ir en su contra. 

En su agenda está el prohibir las “armas de asalto”, o semiautomáticas. También los llamados “cargadores de alta capacidad”, o sea de “varias balas”, lo que equivale a todos los cargadores. 

También desactivarían la inmunidad de los fabricantes de armas, lo que sería un gran golpe a la industria, entre otras limitaciones según el medio alternativo Southern Maryland Online.

Un usuario de Twitter responde al llamado de Pompeo aludiendo al complejo escenario internacional, en el que varios países han caído recientemente, justamente porque sus habitantes carecen de armas, según él. 

“¿Se dan cuenta los que pasaron por alto la 2ª Enmienda en Estados Unidos de lo que está pasando en la Tierra?”, pregunta el usuario @noleast5.

Y agrega: “En estos 2 años, Xinjiang y Hong Kong en China, Belarús, Tailandia, y Myanmar han caído bajo la brutalidad de la policía. Los civiles no pueden resistir al dictador porque no están armados.”

“¿Quién es el siguiente? Los que renuncien a la 2ª enmienda”, enfatizó este internauta. 

José Hermosa – BLes.com