El secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, se refirió a la reciente reclamación del Partido Comunista de China (PCCh) contra Bután y señaló que ante las múltiples agresiones de aquel sus vecinos “no saben si respetará su soberanía”.

“Desde las cordilleras del Himalaya hasta las aguas de la Zona Exclusiva de Vietnam, pasando por las islas Senkaku, y más allá, Beijing tiene un patrón de instigación de disputas territoriales.  El mundo no debería permitir que este acoso tenga lugar, ni debería permitir que continúe”, enfatizó Pompeo ante los medios el 8 de julio. 

En este contexto Pompeo también aludió a la confrontación armada que se presentó entre el Partido Comunista de China y la India,  y describió que los militares del régimen chino tomaron medidas increíblemente agresivas, y que este panorama era tan solo una parte dentro de un contexto más amplio.

Igualmente, declaró que Estados Unidos se toma el tema muy en serio y que se preparan respuestas apropiadas conjuntas con otros países, que ya se comunicaron al PCCh.

“Cuando digo “nosotros”, no se trata sólo de los Estados Unidos. En breve iniciaremos un diálogo con nuestros amigos de la UE sobre cómo podemos responder colectivamente a este desafío del Partido Comunista de China”, anunció Pompeo.

Además de los numerosos conflictos marinos y territoriales con los que el régimen chino trata de intimidar y despojar a otros países, Pompeo considera el controvertido manejo que el PCCh le dió al brote del virus PCCh reveló con claridad sus intenciones.

“Creo que lo que ha sucedido con la propagación de este virus desde Wuhan, China – creo que el mundo ha visto los verdaderos colores del Partido Comunista Chino”, y que eso no es bueno, añadió el alto dignatario.

“No es bueno para los pueblos libres y los pueblos amantes de la democracia, y que el mundo se unirá para responder a eso de una manera que es poderosa e importante y preservará las naciones soberanas que operan bajo el imperio de la ley de la manera en que todos nos hemos acostumbrado y beneficia a los pueblos de todo el mundo”, enfatizó aún más Pompeo.

Por otro lado, Estados Unidos acusa al régimen chino de avanzar en su intento de reclamar toda el área el Mar Sur de China, contrariando las aspiraciones de países como  Brunéi, Malasia, las Filipinas, Taiwán y Vietnam que también reclaman la zona. 

Como respuesta, la Armada de los EE. UU. anunció que los portaaviones USS Nimitz y USS Ronald Reagan realizan ejercicios en la región para “apoyar un Indo-Pacífico libre y abierto”, según un artículo del Daily Mail.

José Hermosa-BLes.com