Redacción BLesEl exsecretario de Estado Mike Pompeo, junto a legisladores republicanos miembros del Comité de Estudio Republicano, han presentado un proyecto de ley con la clara intención de buscar limitar el peligroso accionar del presidente Biden, el cual promueve el levantamiento de las sanciones impuestas a Irán debido al incumplimiento de sus compromisos internacionales respecto al desarrollo de su producción nuclear.

Pompeo regresa nuevamente al Capitolio este miércoles, en esta oportunidad para unirse a los miembros del Comité de Estudio Republicano (RSC) en la presentación de una legislación llamada “Ley de Presión Máxima”, con el objetivo de retomar la campaña de sanciones de máxima presión de la administración Trump contra Irán, buscando limitar el peligroso desarrollo nuclear de Irán en los últimos meses. 

La noticia llega luego de que se conociera el viernes pasado que Irán comenzó a enriquecer uranio en un 60%, el nivel más alto de pureza que ha declarado. Lo que lleva al gobierno iraní a acercarse a los niveles requeridos para producir armas nucleares. 

Mohammad Bagher Qalibaf, presidente del parlamento de Irán y posible candidato a presidente de la nación en las próximas elecciones de junio, fue quien anunció el mayor enriquecimiento de uranio en Twitter.

“Los científicos iraníes jóvenes y creyentes en Dios lograron un producto de uranio enriquecido en un 60%”, dijo Qalibaf. “Felicito a la valiente nación del Irán islámico por este éxito. La fuerza de voluntad de la nación iraní es milagrosa y puede desactivar cualquier conspiración”.

Pompeo, uno de los máximos diplomáticos de la administración Trump es visto incluso como un posible candidato presidencial para 2024 y la campaña de sanciones contra Irán impuesta durante los años de Trump, se considera una parte clave de su legado en el cargo. 

Le recomendamos:

La nueva legislación, presentada por el representante Jim Banks, acompañado por Pompeo y otros legisladores republicanos, se produce cuando la administración Biden participa en discusiones en Viena con los signatarios del acuerdo nuclear de la era de Obama, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), acuerdo del cual se retiró el Presidente Trump en 2018, tras advertir que se estaba favoreciendo el crecimiento nuclear de Irán de manera desproporcionada.

El presidente Biden ha dicho que tiene la intención de volver a unirse al JCPOA, aunque por el momento las autoridades iraníes no han aceptado tener contacto con los representantes de Estados Unidos en Viena.

La legislación presentada hoy busca regular la capacidad nuclear de Irán, requiriendo un tratado ratificado por el Senado para implementar un nuevo acuerdo.

“Negarle a Irán todos los caminos hacia un arma nuclear y capacidad de misiles balísticos intercontinentales, incluso mediante la eliminación permanente, verificable e irreversible de sus capacidades relacionadas con el enriquecimiento”, se lee como parte de los objetivos de la legislación.

Y continúa diciendo: “Exigir que cualquier nuevo acuerdo con Irán se presente al Senado para su ratificación como tratado. Para imponer la máxima presión económica sobre Irán y mantener todas las sanciones vigentes contra Irán, hasta que el régimen cumpla con las siguientes demandas establecidas por el exsecretario de Estado Pompeo el 21 de mayo de 2018…”

 Andrés Vacca– BLes.com