Redacción BLes.com- La ministra de Defensa alemana Annegret Kramp-Karrenbauer y el Ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, emitieron la semana pasada comentarios críticos hacia el régimen comunista chino respecto a sus planes de avasallamiento comercial y ausencia de derechos humanos. Ambos funcionarios mencionaron la importancia de unirse a Estados Unidos en una lucha conjunta. 

Según el SCMP, los funcionarios alemanes hicieron un pedido no oficial a Estados Unidos  para avanzar en el trabajo conjunto con Europa en respuesta a los atropellos del régimen chino, incluso llamaron a actuar antes de las elecciones estadounidenses de la próxima semana.

Los comentarios fueron posteriores a que se confirmara la creación de un nuevo foro Estados Unidos-Europa para debatir cuestiones relacionadas con China, que comenzaría a funcionar en 30 días. El anuncio se realizó luego de una llamada telefónica entre el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y su homólogo de la UE, Josep Borrell, el viernes pasado según informó SCMP en otro artículo.

No son pocos los funcionarios europeos que vienen en los últimos meses presentando sus quejas respecto a la falta de cumplimiento de Beijing en la apertura de su economía a los actores extranjeros, y más recientemente, también hubo muchas críticas sobre la situación de los derechos humanos en Xinjiang y Hong Kong, incluso durante una cumbre virtual con el presidente Xi Jinping en septiembre.

Sin embargo Alemania, ha sido uno de los países que se ha mostrado más reacio a acercarse a la postura determinante de Estados Unidos para enfrentar al régimen chino. Especialmente desde que Donald Trump se convirtió en presidente en 2016.

Incluso el presidente Trump en reiteradas ocasiones ha criticado la postura de las autoridades de Berlín, sobre todo por no pagar lo suficiente en los fondos de la OTAN, y a la UE en su conjunto por competir contra los Estados Unidos en lugar de comprometerse más en su lucha contra los avances del régimen chino.

A pesar de la postura de Alemania de mantener cierta distancia para con la administración Trump y sus políticas internacionales, la ministra de Defensa, Annegret Kramp Karrenbauer, quien se autodenominó “atlantista” sugirió construir una “alianza comercial occidental fortalecida” en respuesta a las prácticas chinas. 

“Los intereses alemanes, y los de Europa, necesitan un orden que pueda contrarrestar ambos peligros para el comercio liberal: el capitalismo de estado agresivamente dirigido por China”, fueron las palabras de Annegret Karrenbauer según el SCMP.

Karrenbauer, agregó que no sería una “idea loca” que la UE y los Estados Unidos eliminen todos los aranceles y barreras comerciales entre ellos y establezcan una política de libre comercio.

La funcionaria, quien pareciera estar en cierto sentido alineada con la política del presidente Trump, mencionó sus temores sobre el avance del régimen chino, que no se diferencian de los reclamos que viene haciendo el gobierno estadounidense durante los últimos meses. 

Entre otras cuestiones destacó que sus preocupaciones incluyen la manipulación monetaria de larga data de China, la apropiación agresiva de la propiedad intelectual, las condiciones de desigualdad en las inversiones comunes y la distorsión de la competencia por las subvenciones constantes del estado.

El ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, escribió en el periódico Welt am Sonntag sobre las relaciones entre Estados Unidos, Europa y el régimen chino. 

Si bien mantuvo cierto tono crítico hacia la administración Trump, reconoció que Europa y Estados Unidos, a diferencia del régimen chino, comparten un interés en las sociedades abiertas, los derechos humanos y las normas democráticas, el comercio justo, las rutas marítimas libres y la seguridad de nuestros datos y nuestra propiedad intelectual. Lo cual sería suficiente para fomentar y desarrollar aún más la unidad comercial con Estados Unidos.

Andrés Vacca-BLes.com