Redacción BLesEn una nueva iniciativa promovida por los demócratas izquierdistas de California, liderados por su gobernador Gavin Christopher Newsom, anunciaron la liberación anticipada de decenas de miles de reclusos, incluyendo violentos y reincidentes. Entre los 76 mil elegibles para ser liberados, se incluyen al menos a 20 mil condenados a cadena perpetua.

Las nuevas reglas, que fueron anunciadas de la noche a la mañana y sin previo aviso, entran en vigencia el sábado, pero podrían pasar varios meses antes de que los reclusos salgan en libertad, reportó Fox News.

Los funcionarios penitenciarios dicen que el objetivo es recompensar a los reclusos que buscan mejorarse a sí mismos, mientras que los críticos dicen que la medida pondrá en peligro a la sociedad general.

Más de 63.000 reclusos condenados por delitos violentos serán candidatos para recibir créditos por buena conducta, que acortan sus sentencias en un tercio en lugar de la quinta parte tal como se había acordado en la última reducción de penas en 2017. Eso incluye a casi 20.000 reclusos que están cumpliendo cadenas perpetuas con la posibilidad de libertad condicional.

Por otro lado, más de 10.000 prisioneros condenados por un segundo delito grave, pero no violento bajo la ley de “tres strikes” del estado serán elegibles para ser puestos en libertad después de cumplir la mitad de sus sentencias. 

Los cambios fueron aprobados esta semana por la Oficina de Derecho Administrativo del estado.

Le recomendamos: ¿INMINENTE GOLPE MILITAR en FRANCIA?

Ad will display in 09 seconds

“El objetivo es aumentar los incentivos para que la población encarcelada practique un buen comportamiento y siga las reglas mientras cumple su condena, y participe en programas de rehabilitación y educación, lo que conducirá a prisiones más seguras”, dijo la portavoz del departamento Dana Simas en un comunicado.

“Además, estos cambios ayudarían a reducir la población carcelaria al permitir que las personas encarceladas se ganen el camino a casa antes”, dijo.

Rápidamente surgieron opositores a criticar las medidas, uno de ellos fue Kent Scheidegger, director legal de la Criminal Justice Legal Foundation que representa a las víctimas de delitos, quien dijo que la noción de que los créditos son por buen comportamiento es una falacia.

“No es necesario ser bueno para obtener créditos por buen comportamiento. Las personas que pierden créditos por mala conducta los recuperan, no se quedan”, dijo Scheidegger. “Podría ser un dispositivo útil para el manejo de la población si se usara correctamente. Pero no es así. En realidad, son solo un regalo”.

El proceso de reducción de reclusos es impulsado por los sectores izquierdistas desde hace varios años. Con el argumento del virus PCCh, el año pasado han logrado liberar a un total de 21.000 reclusos de los aproximadamente 117.000 que existían en las cárceles estatales antes de la pandemia.

Andrés Vacca – BLes.com