Redacción BLes- Los miembros de la Unión Europea (UE) están en tratativas para implementar un “pasaporte de vacunación” donde conste que la persona tenga aplicada la vacuna contra el virus PCCh. Según trascendió, la portación del “pasaporte” será requisito para poder circular dentro del territorio. Lo que equivale a decir, que la vacunación contra el virus será obligatoria. 

Un portavoz de la UE informó, según reportes del medio Daily Mail, que si bien la implementación del pasaporte de vacunas es aún “prematura” debido a que hasta el momento no hay suficientes personas vacunadas en el continente, el bloque ha sugerido que el sistema podría implementarse en un futuro cercano.

La vicepresidenta de la comisión de la UE, Margaritis Schinas, dijo: “Creemos que ahora es el momento de que estos certificados de vacunas sean reconocidos en toda la Unión Europea, e incluso más allá de la Unión Europea”.

Otra representante de la UE, la comisionada de salud Stella Kyriakides, también dijo que el bloque está en una “discusión activa” sobre cómo implementar un sistema de pasaporte de vacunas.

Paralelamente al pasaporte de vacunación que tendría validez en todo el territorio europeo, ya hay varios países dentro del continente que están planificando exigir un certificado de vacunación para permitir el ingreso de personas a su territorio. 

Tal es el caso de España, que informó el lunes que se sumará a los países europeos que tienen previsto exigir un certificado de vacunación para permitir la circulación interna de viajeros, según reportó el sitio Schengen Visa Info. La medida fue planteada como una ayuda al sector turístico que es uno de los más golpeados por la pandemia. Otros países como Dinamarca, Grecia e Islandia plantearon medidas similares.

Estos anuncios preocupan a gran parte de la población y científicos, teniendo en cuenta que la aplicación de estas medidas implicaría la obligatoriedad de aplicarse la vacuna contra el virus PCCh, a sabiendas que es una vacuna que no tuvo el suficiente tiempo para su validación e incluso abundan las denuncias que afirman efectos adversos terribles, incluyendo muchos casos de muerte.

Numerosos científicos, tales como la reconocida Dra. Clare Wenham, profesora asistente de política de salud global en la London School of Economics, advirtieron que este tipo de sistemas de control no resultan eficaces y solo sirven para generar más divisiones en la sociedad y desde la ética social son inaceptables.

“Desde un punto de vista ético, los pasaportes de vacunas son completamente inaceptables. Vas a crear un sistema de dos niveles y la historia muestra que cuando creas división dentro de la sociedad, esto conduce a disturbios civiles. Es el apartheid de la vacuna”, aseguró Wenham.

Según informó Summit News, detrás de esta intención que están comunicando varios países de implementar una especie de pasaporte de vacunas para permitir la libre circulación, estaría una poderosa coalición financiada por la Fundación Rockefeller encargada de desarrollar los sistemas de identificación o “pasaportes”.

La sociedad se llama Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI, por la sigla en inglés), y en ella participan Microsoft, Salesforce, Oracle y Mayo Clinic, un proveedor de salud estadounidense, además cuenta con el respaldo del globalista Foro Económico Mundial.

La organización identificada como The Commons Project, una de las participantes, ya estaría negociando con diversos gobiernos pretendiendo que las vacunaciones se hagan obligatorias para que su negocio sea rentable.

“Los individuos van a tener que producir registros de vacunación para muchos aspectos de la vuelta a la vida normal”, declaró imperativamente Paul Meyer, CEO de esa organización.

Andrés Vacca-BLes.com