Redacción BLes – Scott Wallace, el multimillonario candidato liberal que se postula al Congreso de Pensylvania, Estados Unidos, concedió millones de dólares a organizaciones que abogan por un polémico “control de la población”.

Las entidades que recibieron las subvenciones defienden medidas tales como la aplicación de impuestos desmesurados a los padres que tengan más de dos hijos.

Wallace aduce que estos tributos deberían ser tan altos como para dejar a los padres “con el agua hasta el cuello”, informó Fox News.

Asimismo, las organizaciones subvencionadas por el polémico político también sugieren que se haga responsables a los adultos de lo que han dado en denominar: “Crianza irresponsable”, llegando a afirmar que el aborto se convierte en “un arma altamente efectiva” para combatir la sobrepoblación.

Wallace, representante demócrata que se enfrentará a su homólogo republicano Brian Fitzpatrick por el primer distrito del Congreso de Pensylvania, invirtió cerca de siete millones de dólares en los controvertidos ‘grupos de control de población’ desde 1997, a través de su ‘Fondo Mundial Wallace’, señaló el noticiero estadounidense de acuerdo a los registros públicos.

Wallace en una foto de su actual campaña junto a su mujer.

‘Zero Population Growth’ (ZPG) que pasó en 2002 a llamarse ‘Population Connection’ (PC), proclama desde su fundación en 1968 que el aborto es una herramienta muy útil para estabilizar el crecimiento de la población, aseverando que “ninguna familia responsable debería tener más de dos hijos”.

ZPG, que además solicita que las familias sean “gravadas hasta el fondo” por “cría irresponsable”, recibió 420.000 dólares de los fondos de Wallace, entre 1997 y 2003, detalló el medio.

La organización también argumenta que la supuesta superpoblación se debe a la “clase media blanca”, que “gasta más de lo que le corresponde en recursos y contamina más de lo que le corresponde”, instándoles a “limitar voluntariamente sus familias a dos hijos”.

Paul Ehrlich, cofundador del ZPG y autor de “Population Bomb”, con el que despertó inquietud con un discurso pseudocientífico acerca de que la humanidad no dispondría de alimentos suficientes en un futuro cercano, llamó en una ocasión al aborto “un arma altamente efectiva en el arsenal del control de la población”, precisó el artículo de Fox.

Según el medio estadounidense, es de esperar que Wallace siga contando con el respaldo público del brazo político de la organización —Population Connection Action Fund—, quien calificó su apoyo como “exactamente el tipo de dedicación que necesitamos en el Congreso”.

Paul Ehrlich, padre del libro pro-eugenesia, “Population Bomb”.

Asimismo, los fondos de Wallace también se destinaron al Center for the Advancement of the Steady State Economy (CASSE) en 2010, entidad que aboga abiertamente por el “crecimiento de población cero”, fomentando una sociedad donde las tasas de natalidad igualen a las de mortalidad, con una economía moviéndose en “niveles estables”, sin crecimientos “indeseables”.

En esta línea, uno de sus directivos, Herman Daly, en lo que dio en llamar el “mejor plan ofrecido hasta ahora”, exigió la emisión de “licencias de reproducción” que limitaran a las mujeres para que solo pudieran tener dos hijos. Si alguna quisiera tener algún hijo más debería comprarle la licencia de otra mujer.

La respuesta de Wallace

De esta forma, Wallace, quien se encontró en medio de una tormenta de críticas este año por financiar a grupos anti-israelíes para sabotear el estado judío con cientos de miles de dólares, ha vuelto a verse sorprendido por la controversia que han despertado las donaciones de su fundación.

La directora de comunicaciones de campaña de Scott Wallace, Zoe Wilson-Meyer, no respondió cuando le preguntaron desde la redacción de Fox News si el candidato demócrata apoyaba las ideas de los beneficiarios de sus donaciones. Wilson-Meyer solo emitió el siguiente email: “Durante décadas, el Fondo Mundial Wallace ha sido líder en ayudar a las mujeres a obtener acceso a la planificación familiar”.

“El ex copresidente Scott Wallace se enorgullece del trabajo de beneficiarios como Planned Parenthood para empoderar a las mujeres y proteger sus derechos reproductivos, y defenderá a las mujeres de Pensilvania”, añadió.

La multinacional del aborto, Planet Parenthood, por su parte, también se está viendo acuciada por una multitud cada vez mayor de voces que denuncian el oscuro negocio que existe detrás del aborto, tanto en EE. UU. como en otros lugares del mundo.

Cartel denuncia que  Planned Parenthood se enriquece vendiendo a distintos precios las partes de los fetos abortados.

Nate Brown, periodista de The Christian Journal, declaró que todas las organizaciones financiadas por Wallace utilizan publicidad engañosa atraer a familias “confiadas” que intentan planificar un futuro, pero que en cambio se encuentran con que dichos grupos siguen una agenda totalmente oculta.

Temas: