Redacción BLes – El representante republicano por el estado de Colorado, Ken Buck, ha enviado una carta al fiscal general William Barr pidiendo al Departamento de Justicia para que nombre un abogado especial que dé inicio a una investigación sobre Hunter Biden, hijo del exvicepresidente, Joe Biden, centrado en su conducta y el contenido de su computadora.

De acuerdo con The Blaze, el legislador aseguró que una investigación del fiscal especial resultaba pertinente para mantener la confianza en la Seguridad Nacional.

“Esta investigación es fundamental para defender la integridad de nuestra república y garantizar que una posible administración de Biden no sea objeto de interferencia extranjera indebida”, dijo Buck.

“Los estadounidenses tienen derecho a saber si los vínculos reportados del Sr. Biden con gobiernos extranjeros lo convertirán en el sujeto de intentos de chantaje u otros esfuerzos nefastos para socavar la seguridad nacional de Estados Unidos o influir indebidamente en la política exterior estadounidense”, agregó el representante.

Para Buck, la necesidad de que un fiscal especial de inicio a la investigación se compara como cuando al fiscal especial Robert Mueller se le encomendó dirigir una investigación especial sobre la desacreditada injerencia rusa.

“Al igual que cuando el Departamento de Justicia nombró al fiscal especial Robert S. Mueller III, es fundamental que esta investigación continúe libre de interferencias políticas, sin importar quién esté en la Casa Blanca. Debemos garantizar la integridad de nuestro gobierno y la seguridad de nuestra república”, aseguró el congresista.

Le recomendamos:

Según informó el New York Post, los abogados especiales tienen la capacidad de operar sin la amenaza de ser despedidos de la Casa Blanca dado que están protegidos por la regulación federal.

El periodico citado anteriormente hizo pública una explosiva historia a mediados de octubre con relación a la posesión de un disco duro de una computadora portátil que el mismo Hunter habría olvidado en un taller de reparación en Delaware en 2019 y nunca se recogió, hasta terminar en manos de agentes del FBI por razones desconocidas.

La información recopilada contenida en el disco, reveló además varios polémicos correos en los cuales fueron reveladas las conexiones comerciales de Hunter Biden con empresas ucranianas y chinas mientras su padre ocupaba el cargo de vicepresidente durante la administración Obama.

Si bien ha negado enfáticamente cualquier información que lo vinculen a él su familia en dudosos negocios en el extranjero mientras era viceministro, su campaña presidencial tampoco ha cuestionado la autenticidad de dichos correos.

Como indica The Blaze, ante la evidencia de la computadora de Hunter, los demócratas aseguraron que se trataba de “desinformación rusa” destinada a interferir en las elecciones para favorecer al presidente Trump.

Hasta ahora, Hunter no ha enfrentado ningún tipo de investigación penal,  no obstante los republicanos en el Congreso le han seguido el rastro a sus negocios en Ucrania, en donde era miembro de la junta directiva de la empresa energética ucraniana Burisma y ganaba un salario mensual de 83.000 dólares.

El hijo del exvicepresidente así mismo estableció una firma de capital privado por 1.500 millones de dólares en el año 2013 con la ayuda del banco de China de propiedad estatal a solo pocos días de haber realizado un vuelo junto a su padre en el Air Force Two directo a China, según lo informado por el New York Post.

César Munera – BLes

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.