Redacción BLes- Los demócratas presentaron un proyecto de ley para generalizar el voto por correo, que al parecer es su sistema favorito para ejercer el derecho a ser representado democráticamente, a pesar de las polémicas causadas por los riesgos de fraude.

La ley sería aplicable a todas las elecciones federales, tal como lo proponen el senador Ron Wyden y el representante Earl Blumenauer, del estado de Oregón, de acuerdo con el sitio web de Wyden del 28 de enero.

Los legisladores habrían quedado impresionados con el alto nivel de votación por correo presentado en las elecciones del 3 de noviembre, que fue promovido por los mismos demócratas, y de acuerdo con las demandas presentadas por la campaña Trump y otros ciudadanos, fuertemente adulterado.

Entre sus disposiciones contempla: “A más tardar 2 semanas antes de la fecha de cualquier elección para un cargo federal, cada Estado deberá enviar por correo las boletas a las personas que están registradas para votar en dicha elección”.

Asimismo que los costos del correo se cubrirán con fondos federales, logrando un ahorro para los estados.

El proyecto de ley de voto en casa es apoyado por una docena más de congresistas, entre ellos: Cory A. Booker, demócrata de Nueva Jersey, Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut, y Dianne Feinstein, demócrata de California.

Para los republicanos la forma más segura de evitar el fraude es la votación presencial, y que evite la utilización de sistemas informáticos que permitan falsificar los resultados, una estratagema que se utilizó ampliamente el 3 de noviembre, según las pruebas presentadas por los abogados que trabajaron por la integridad electoral.

Para el senador estatal de Georgia, Larry Walker, vicepresidente del grupo senatorial republicano del estado, era necesario restablecer la confianza de los electores en el proceso electoral, por lo que es de esperar que también busquen mejorar la legislación correspondiente.

 “Así que vamos a tratar de abordar algunas cosas que creemos que pueden restaurar la confianza del público en el sistema”, declaró Walker, según The Western Journal.

Por su parte el senador republicano, Tim Scott, de Carolina del Sur propone la creación de una comisión bipartidista, para examinar las elecciones de 2020 y que corrija las causas de los desastrosos resultados.

“Aunque en todas las elecciones hay un mínimo de fraude, las circunstancias que rodean a la pandemia llevaron a múltiples estados a realizar cambios apresurados y quizás mal planificados en sus sistemas electorales semanas antes de las elecciones presidenciales”, dijo Scott. 

En estas circunstancias, se registró una explosión de proyectos de ley que modifiquen el sistema electoral, en los pocos días transcurridos del año.

“Hasta la fecha, treinta y cinco estados han introducido, presentado previamente o llevado a cabo 406 proyectos de ley para ampliar el acceso al voto”, según el Brennan Center.

José Hermosa-BLes.com