Redacción BLesDurante el segundo día de audiencias en el Congreso de los Estados Unidos con los líderes del Pentágono, el secretario de Defensa Lloyd Austin, dijo que la demora en la evacuación de civiles estadounidenses y afganos de Afganistán, fue una decisión y responsabilidad del Departamento de Estado y no de los militares, reportó Fox News.

Los tres más altos consejeros militares del presidente Biden, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, y el jefe del Mando Central, el general Frank McKenzie, se presentaron durante dos días en el Congreso para ser cuestionados por la fallida retirada militar de Afganistán que se cobró la vida de 13 militares estadounidenses y decenas de afganos luego de un ataque del grupo terrorista ISIS-K en el aeropuerto de Kabul.

En la audiencia, las autoridades del Pentágono fueron duramente criticados tanto republicanos como demócratas por lo que el mismo general Milley llamó una ‘falla estratégica’ porque después de veinte años, ahora son los mismos terroristas quienes gobiernan Afganistán.

Una de las decisiones más criticadas a la administración Biden por la retirada de Afganistán fue el tiempo en que se comenzó a evacuar a los civiles que comenzó después de que las fuerzas militares entregaran al gobierno afgano las bases militares y se retiraran casi por completo.

Confiando en que el gobierno afgano podría contener el avance de los extremistas talibanes, la evacuación de civiles se realizó con la presión de cumplir con una fecha límite —aparentemente impuesta por los talibanes— y la seguridad relegada a las fuerzas de seguridad afganas.

Cuando el representante demócrata Jim Langevin preguntó al secretario de defensa por qué la evacuación de civiles no se realizó antes, Austin dijo que “la decisión sobre cómo hacerlo y cuándo hacerlo fue realmente una decisión del Departamento de Estado”.

Según explicó Austin, existía la preocupación de que si la evacuación se realizaba muy rápidamente, el gobierno afgano colapsaría y para evitarlo se decidió hacerlo más gradualmente.

“Se juntaron una serie de cosas para que ocurriera lo que ocurrió. Pero, de nuevo, nosotros aportamos nuestra contribución y ciertamente nos hubiera gustado que fuera más rápido o más pronto”, aseguró el secretario de defensa.

De todas maneras, finalmente la evacuación tuvo que acelerarse los últimos días debido a que los extremistas talibanes se apoderaron del país mucho más rápido de lo anticipado, el gobierno afgano colapsó y la evacuación se realizó con los talibanes ya habiéndose declarado gobernantes de Afganistán.

La retirada militar de Estados Unidos de Afganistán se completó el 31 de agosto, la fecha límite acordada con los talibanes.

A pesar de haber evacuado con éxito a más de 124.000 personas de Kabul, entre ellas 6.000 ciudadanos estadounidenses, hay al menos 100 ciudadanos estadounidenses y miles de aliados afganos varados aún en Afganistán.

Altos mandos militares desmienten al presidente Biden

Durante el primer día de los testimonios que proveyeron los líderes del Pentágono, tanto el general Milley como el general McKenzie, dijeron que luego de evaluar la situación en Afganistán, ellos recomendaron dejar tropas permanentemente en el país, anulando el acuerdo al que había llegado la administración previa.

“Mi evaluación fue… en el otoño de 2020, y se mantuvo consistente durante todo el tiempo, que deberíamos mantener un estado estable de 2.500 y podría rebotar hasta 3.500, tal vez, algo así, con el fin de avanzar hacia una solución negociada”, aseguró el general Milley.

Cuando el senador Cotton le preguntó si lo había hablado personalmente con Biden, Milley se recusó diciendo que no puede revelar qué cosas discute con el presidente mientras está en funciones pero dio entender que esa fue siempre su recomendación. El general McKenzie dijo que estaba de acuerdo con lo declarado por Milley.

Sin embargo, las declaraciones de ambos generales desmienten los dichos del presidente Biden, que durante una entrevista con la cadena ABC, negó que alguno de sus asesores militares le haya recomendado dejar las tropas antes de asegurarse de que no habría más peligro para los americanos y aliados.

Algunos republicanos, al escuchar los testimonios de los generales, pidieron la renuncia del presidente.

“Biden mintió cuando le dijo a Stephanopoulos [de ABC] que nadie le aconsejó en contra de su retirada basada en el tiempo. Su imprudencia provocó la muerte de 13 militares estadounidenses y el abandono de innumerables ciudadanos y aliados. Biden no puede evitar las consecuencias de sus actos. Debe renunciar”, demandó la senadora Marsha Blackburn.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.