Redacción BLes- La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, calificó a la juez de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, como un miembro “ilegítimo” de la institución.

Pelosi todavía no acepta la elección hecha por el Senado de Estados Unidos con una votación de 52 votos frente a 48, emitidos por senadores republicanos y demócratas respectivamente, informó Daily Caller el 3 de noviembre.

Los demócratas boicotearon desde el principio el nombramiento de la Juez Barrett y asumen que ella será quien determine la abolición de la Ley de Atención Asequible (ACA, por la sigla en inglés) conocida como “Obamacare” que regula la prestación de los servicios de salud.

Esta Ley será revisada por la Corte Suprema el 10 de noviembre, cuando se iniciará el proceso escuchando los argumentos orales.

El presidente estadounidense Donald Trump incluyó en su agenda electoral del 2016 revocar y reemplazar el Obamacare, que obligaba a la mayoría de los estadounidenses a inscribirse o de lo contrario pagar una penalidad. Esta condición ya fue eliminada.

En su reemplazo el presidente Trump lanzó la propuesta de cuidado de salud America First.

Esta permitiría una “mejor atención, con más opciones, a un costo mucho menor, y trabajaría para asegurar que los estadounidenses tengan acceso a la atención que necesitan”, dijo Trump durante un discurso en Charlotte, Carolina del Norte, según The Washington Free Beacon. 

La juez Amy Coney Barrett fue nominada por Trump para ocupar el cargo que quedó vacante por la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg. 

La Corte suprema se compone de 9 jueces, y ahora con el nombramiento de la juez Barret aumentaría la presencia de los conservadores a seis, creando un balance más favorable a la revocación del Obamacare.  

Pelosi ha impulsado los repetidos e infructuosos intentos de los demócratas por destituir a Trump, y ahora, ante el difícil panorama que plantea la obtención de los resultados definitivos de las elecciones presidenciales, insiste todavía más. 

De este modo, acusó a Trump de querer interferir con las elecciones: “Él mismo está socavando la integridad de nuestras elecciones”, declaró ante el programa “The Beat” de MSNBC, según Breitbart News. 

Luego de una intensa jornada electoral en la que los resultados preliminares favorecen la reelección de Trump, hay serias dudas sobre la transparencia en el conteo, por lo que es posible que Trump acuda a la Corte Suprema para que asegure su autenticidad. 

Así lo mencionó en parte de un discurso emitido desde la Casa Blanca el 4 de noviembre. 

“Iremos a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Queremos que todos los votos se detengan. No queremos que encuentren ninguna boleta a las 4 de la mañana y la agreguen a la lista, ¿sí? Ganaremos esto, y en lo que a mí respecta, ya lo hemos hecho”, advirtió según The New York Post.

José Hermosa-BLes.com