Redacción BLesLa exsecretaria de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, condenó que  la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, impulsara un polémico proyecto de ley para nacionalizar las elecciones, y afirmó que así desprecia “la voluntad del pueblo”.

McEnany se refiere a la Ley Para el Pueblo ( H. R. 1 For the People Act.), un proyecto de ley de reforma electoral de proyección federal aprobado a principios de este mes por los demócratas de la Cámara de Representantes, de acuerdo con el medio alternativo Republican Daily del 18 de marzo. 

“Lo que Nancy Pelosi está haciendo es despreciar la voluntad del pueblo, tirarla por la borda”, expresó McEnany para quien es fundamental que el electorado sea respetado, en  el programa de Sean Hannity del 15 de marzo. 

Y agregó: “Lo que ella quiere es ser la persona que está ahí diciendo ‘yo dirijo las elecciones, yo federalizo las elecciones’. Lo único que quiero es que el voto del pueblo estadounidense se cuente de verdad y con precisión”.

Para McEnany las legislaturas estatales son las autorizadas para intervenir en los procedimientos electorales, y no los secretarios de Estado demócratas. 

“Tenemos que oponernos a ella porque la integridad importa. Las legislaturas estatales deberían allanar el camino de las elecciones, no actores sin ley, antidemocráticos y anticonstitucionales como los secretarios de Estado, que son demócratas y se burlan de la Constitución”, enfatizó McEnany.  

En este sentido, el juez jefe del Tribunal de Reclamaciones de Michigan, Christopher Murray, consideró que los cambios impuestos poco tiempo antes de las elecciones presidenciales 2020 por la secretaria de Estado, Jocelyn Benson (demócrata), violaban la Ley de Procedimientos Administrativos del estado.

Le recomendamos:

Benson violó la ley estatal al emitir normas unilaterales de voto en ausencia, lo que confirma una reclamación clave hecha por la campaña de Trump sobre las elecciones del 2020, dictaminó Murray el 12 de marzo, según Breitbart. 

No obstante los conceptos en contra, Pelosi insiste desde el año pasado en que la eventual ley H. R. 1, tenga aplicación en todo el territorio federal.

La consideración de McEnany queda ampliamente ratificada por una inmensa mayoría de estadounidenses, de acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por la empresa Rasmussen. 

La encuesta señaló que el 75% de los participantes apoyan una ley que exija identificar a los votantes mediante un documento personal, mientras que la ley H. R. 1, solo “obligaría a los estados a permitir votar a cualquiera que simplemente firme un formulario diciendo que es quien dice ser”, lo que implicaría un grave riesgo para la integridad electoral.

También señaló que el 89% de los republicanos apoyan este requisito, al igual que el 60% de los demócratas y el 77% de los votantes que no están afiliados a los partidos principales, informó Breitbart el 17 de marzo. 

En cambio, los legisladores demócratas dirigidos por Pelosi, estarían tratando de ir en contra de la abrumadora voluntad de la mayoría de los estadounidenses, dado que ya aprobaron en la Cámara de Representantes el polémico proyecto de ley H. R. 1 For the People Act.

José Hermosa – BLes.com