Redacción BLes – La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reaccionó ayer enfurecida a la pregunta de un periodista durante su declaración institucional defendiendo su condición de ‘católica’. Sin embargo, sus acciones como política no parecen acompañar sus supuestas creencias religiosas. 

Cuando estaba ya abandonando la comparecencia del jueves en la que la demócrata por California confirmó que su partido continuará con el proceso de destitución del presidente Donald Trump, a quien se refirió como un hombre “cruel”, el periodista James Rosen le preguntó: 

“¿Odia usted al presidente [Donald Trump], Madame Speaker?”. 

La pregunta enfureció a Pelosi que respondió muy ofendida: 

“Me crié en un hogar católico. No odiamos a nadie, ni a nadie en el mundo. Así que no me acusen de eso”.

Rosen respondió que nunca la acusó de nada, ante lo que Pelosi visiblemente contrariada, regresó al podio donde le advirtió: “No me vengas con eso”.

Pero lo cierto es que muchas de las medidas y leyes que la demócrata ha apoyado enérgicamente a lo largo de su trayectoria política chocan frontalmente con las creencias de la religión católica. 

Pelosi apoya el aborto hasta el nacimiento

A pesar de que en múltiples ocasiones Nancy Pelosi se ha declarado una ‘católica conservadora’, es una acérrima defensora del aborto por nacimiento parcial. 

“Pelosi dice ser católica, pero tiene un récord del 100 por ciento de votos a favor del aborto y apoya una plataforma del partido que favorece los abortos financiados por los contribuyentes, en su mayoría no regulados, en prácticamente cualquier momento antes de nacer”, señala el sitio provida Life Site.

“Bajo su liderazgo, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha bloqueado repetidamente la legislación para simplemente garantizar atención médica a los bebés que nacen vivos después de abortos fallidos”, agregó el sitio web.

Nancy Pelosi apoya el matrimonio gay

La posición de la Iglesia Católica acerca del matrimonio homosexual es muy clara, solo la unión entre un hombre y una mujer es protagonista del sagrado sacramento del matrimonio. 

Sin embargo, la demócrata Nancy Pelosi ha sido una ferviente defensora del matrimonio entre personas del mismo sexo desde el principio, algo que entra en conflicto directo con las enseñanzas de la religión católica. 

Pelosi apoya la polémica Ley de Igualdad

La presidente de la Cámara de Representantes, y miembro de mayor rango del Partido Demócrata en ese órgano, introdujo y defendió en marzo de este año la Ley de Igualdad, una polémica norma que ha puesto en alerta a la sociedad estadounidense. 

“Si bien la Ley de Derechos Civiles original de 1964 promovió la igualdad al garantizar que los afroamericanos tuvieran igual acceso a los alojamientos públicos y a los bienes materiales, la Ley de Igualdad aumentaría la desigualdad al penalizar a los estadounidenses comunes y corrientes por sus creencias sobre el matrimonio y el sexo biológico”, denunció la organización independiente Heritage Foundation.

Bajo esta ley, por ejemplo, profesionales de la medicina serían privados de su derecho a negarse a realizar operaciones de cambio de sexo, como la extirpación de mamas sanas, en menores de edad con disforia de género. 

También obligaría a abrir instalaciones privadas, incluidos baños, duchas y áreas para dormir específicas para cada sexo, a miembros del sexo opuesto.

“En realidad, la Ley de Igualdad fomenta la desigualdad, especialmente en el caso de las mujeres y las niñas, al castigar a todo aquel que no afirme el punto de vista único sobre el matrimonio y el sexo biológico”, aseguró la fundación Heritage.

“Una ley federal de orientación sexual e identidad de género facultaría al gobierno para interferir en la forma en que los estadounidenses comunes piensan, hablan y actúan en casa, en la escuela, en el trabajo y en el juego. Cualquier proyecto de ley que promueva este autoritarismo es un peligro para nuestras libertades”, agregó la organización independiente.

A la vista de esta reacción de la demócrata Pelosi, Bill Donohue, presidente y director de la Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles, la organización católica de derechos civiles más grande del país escribió

“Pelosi es tan hipócrita que no sólo selectiva y defensivamente saca su religión de la manga, sino que tiene el descaro de llamarse a sí misma ‘católica conservadora'”.

“Sería aconsejable que dejara de rechazar las enseñanzas de la Iglesia sobre cuestiones morales fundamentales, o que dejara de jugar la carta católica para justificar su oposición a ellas”, agregó.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds
Temas: