Redacción BLes – El secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo aseguró el miércoles que el Partido Comunista Chino (PCCh) es una amenaza que creció sin ser confrontada durante dos décadas y que hay que pensar en cómo enfrentar. 

Durante una entrevista con el Washington Times, Pompeo destacó el papel clave de la administración del presidente Donald Trump en informar al mundo de la amenaza que representa el régimen del PCCh: 

“Estuvimos dormidos (…) durante un par de décadas mientras esta amenaza seguía creciendo, y creo que el presidente Trump estableció las condiciones para que pudiéramos ir a hablar por todo el mundo y hablar con nuestros colegas de todo el mundo para demostrarles que -aunque hay una enorme oportunidad de vender productos en China y de crear cosas buenas para el pueblo chino- el Partido Comunista Chino presenta riesgos reales, y para empezar a pensar materialmente, concretamente, de manera sustantiva sobre cómo responder a ello”.

Pompeo, graduado de West Point y exempresario, quiso diferenciar entre el PCCh y el pueblo chino, que ve todos los aspectos de su vida dominados por lo que calificó como un régimen “autoritario y una combinación de ideología marxista-leninista y nacionalismo chino Han”. 

Y añadió que el PCCh “niega las libertades básicas a su pueblo, ya sean las actividades atroces que tienen lugar en Xinjiang o el fracaso y el rechazo del partido comunista chino de estar a la altura de sus compromisos en Hong Kong”.

Pompeo señaló que es importante diferenciar entre el aparato del partido -que controla el flujo de información, el control de la actividad militar y que ahora ha impuesto un sistema draconiano de crédito social “para cambiar el comportamiento de la población”- con el pueblo chino.

“Es importante que Estados Unidos reconozca la grandeza del pueblo de China y su capacidad de desear la libertad y de no querer nada más que vivir sus vidas”, dijo, y agregó que “el PCCh que tiene una muy diferente misión fijada”.

En el terreno comercial el secretario de Estado aseguró que la Casa Blanca no quiere desvincularse de China, pero exige al régimen de Beijing que cumpla con los compromisos de comercio justo, reciprocidad y transparencia.

“Esta separación sólo se producirá si China decide no participar en el comercio de esa manera. Esa será la decisión de su país”, añadió Pompeo, apenas una semana después de que ambos países hayan alcanzado un Fase Uno de un acuerdo comercial que detendrá la aplicación de nuevos aranceles que tenían previsto entrar en vigor en diciembre.   

El pueblo de EE. UU. no ha oído la “historia completa” del PCCh

De acuerdo con el funcionario, en Estados Unidos no se ha escuchado la historia completa de acerca de las graves violaciones de derechos humanos perpetradas por el régimen comunista chino. 

La severa represión de minorías étnicas y religiosas como los Uigures, los cristianos o los practicantes de Falun Gong han permanecido silenciadas durante mucho tiempo. 

Recientemente un panel de expertos y abogados del Tribunal de China en Londres concluyó que el régimen comunista chino ha estado asesinando a los practicantes de Falun Gong y cosechando sus órganos para venderlos para trasplantes.

El tribunal dijo el 17 de junio que tenían pruebas claras y que acogían con agrado nuevas investigaciones sobre un posible genocidio.

“Creo que es importante que la gente entienda la verdad sobre lo que está sucediendo allí”, aseguró Pompeo en un discurso ofrecido en octubre en el Instituto Hudson con motivo de la entrega de los premios Herman Kahn. 

Una de las razones por las que no llega al pueblo estadounidense la información real de lo que sucede en China es, según explicó Pompeo, porque el régimen comunista contrata a ex altos funcionarios para que hagan cabildeo en favor de Beijing como parte de operaciones de información e influencia. 

“Hay importantes recursos del gobierno chino que se utilizan para dar forma a los relatos de lo que está ocurriendo y de lo que debería ser la relación entre Estados Unidos y China”, advirtió Pompeo.

“Estos debates deben tener lugar en el contexto de los hechos y no ser dominados por alguna facción que tenga interés en hacer algo que bien puede beneficiarles pero que acumulativamente no beneficia a los Estados Unidos de América”, agregó. 

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds