Actualmente, desde el Partido Demócrata se ha exacerbado una narrativa de paternalismo que en muchos casos resulta nociva para la ciudadanía. Es por ello que se ha perdido el apoyo de afroamericanos, hispanos y  asiático-americanos.

A pocos meses de las elecciones de medio término en Estados Unidos, cada vez son más los sondeos que apuntan a favor del partido republicano. Ya no son solo figuras de la talla de Elon Musk que han manifestado su apoyo a la «marea roja», también cifras proveninentes de The New York Times/Siena College evidencian una constante: el incremento en votantes de comunidades que antes se sentían relegadas que ahora se decantan por la propuesta conservadora.

De acuerdo con un artículo de CNN, que va en consonancia con estos resultados, se indicó que el Partido Demócrata está perdiendo respaldo entre los afroamericanos, cuyo apoyo en oportunidades anteriores ha superado el 90 % de la intención de voto. Algo que se conoce como voto cautivo.

Hasta ahora, la brecha racial supera apenas los 44 puntos. Es la división más pequeña de este siglo. En el 2020, por ejemplo, este patrón entre los votantes blancos y los votantes de color en las elecciones para la Cámara de Representantes de Estados Unidos fue de aproximadamente 63 puntos.

Asimismo, en el 2018, se ubicó en 64 puntos de diferencia en las elecciones de medio término, según un promedio de la encuesta de salida de CNN y los datos de Catalist. En lo que va del siglo, no hubo un solo año con una diferencia menor entre cómo los votantes blancos y los votantes de color. Hasta ahora el más bajo fue de 55 puntos en 2004 y 2006.

Según informa CNN, la razón principal de esta brecha cada vez menor es que los votantes de color están apoyando a los republicanos en niveles muy altos. Aseguran que los republicanos están actualmente 10 puntos mejor que su mejor año de 2004.

Y es en parte gracias al voto hispano. La composición demográfica está cambiando. Los hispanos son hoy la minoría más grande, es decir, 18 %. Superan a la población negra que oscila el 12 y 13 %. Asimismo, es algo que El apoyo de los hispanos por los demócratas el menor al de la población negra.

A su vez, en el mencionado sondeo se puede observar cómo los asiático-americanos han sido los que más han desertado del Partido Demócrata. Asimismo, en cuanto al tema del género, las encuestas que mostró el analista Harry Enten evidencian que los hombres respaldan a los candidatos republicanos a la Cámara por un promedio de 9 puntos. Mientras tanto, las mujeres lo hacen en un promedio de 7 puntos. Eso genera una brecha de género de 16 puntos.

Desmontando la narrativa del Partido Demócrata 

Actualmente, desde el Partido Demócrata se ha exacerbado una narrativa de paternalismo que en muchos casos resulta nociva para la ciudadanía. Por ejemplo, en lugar de mejorar las condiciones de vida de las comunidades negras, han aumentado la dependencia estatal y con ello el relato que esta facción es su salvadora. En realidad, la historia muestra todo lo contrario. Para comenzar, el KKK nació en el seno del Partido Demócrata.

La plataforma PragerU hizo una breve encuesta en la calle para demostrar cómo el adoctrinamiento en el sistema de educación pública ha logrado que la comunidad negra no sepa que fue el Partido Republicano quien liberó a los esclavos africanos. También se desconoce que otorgó el derecho al voto a estos hombres y puso a los primeros legisladores negros en curules.

«La Decimoquinta Enmienda fue aprobada por el Congreso y ratificada durante la Era de la Reconstrucción, cuando el ala progresista del Partido Republicano dominó el Congreso durante la década posterior al final de la Guerra Civil de EE. UU. La era de la Reconstrucción fue notable porque a los hombres afroamericanos no solo se les concedió el derecho al voto, sino que incluso ganaron varios escaños en el Congreso. Hiram Revels y Blanche Bruce se convirtieron en los primeros afroamericanos en ser elegidos para el Senado de los Estados Unidos, en representación del estado de Mississippi», detallan los Archivos Nacionales.

«Cuando la Reconstrucción colapsó con la retirada de las tropas federales de los antiguos estados confederados en 1877, el ala supremacista blanca del Partido Demócrata dominaba el sur. Los derechos de voto de los hombres negros en los antiguos estados confederados fueron rescindidos en los tribunales y en las leyes estatales y locales», agrega.

De manera que el Partido Demócrata, que por más de medio siglo ha ostentado hablar en nombre de las minorías, tiene un legado racista desde su raíz. Y poco a poco las minorías se están volcando en su contra. En noviembre, que se celebran las elecciones de medio término, se sabrá cuántas «personas de color» votarán republicano.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.