Redacción BLes- El destacado abogado Lin Wood advirtió a la empresa Dominion Voting System: “Pagarán un precio muy alto”, al asumir la defensa de su colega, Sidney Powell, demandada por difamación tras acusar a la empresa de un impactante fraude electoral en Estados Unidos el 3 de noviembre.

“Anoche, me sentí honrado cuando Sidney Powell me llamó y me pidió que fuera su abogado principal en la defensa de la frívola demanda por difamación presentada contra ella por Dominion. Acepté rápidamente”, escribió Wood en su cuenta de Telegram según el medio alternativo Hill Reporter del 12 de febrero. 

Y advirtió Wood: “Prepárate para la defensa Dominion. Cometiste un error al demandar a Sidney. Pagarán un precio muy alto. Sidney y yo no nos dejaremos intimidar. No nos iremos en silencio en la noche”.

Tanto Wood como Powell defendieron ardientemente la integridad electoral de los estadounidenses, en las pasadas elecciones presidenciales. Wood continuó con sus advertencias.

“Hey Dominion, te veré a ti y a tus empleados y oficiales tan pronto como la verdad sea evidenciada y establecida. Los veré al otro lado de la mesa donde serán sometidos a un minucioso y escrupuloso interrogatorio bajo juramento”. 

Y agregó: “Sé cómo lidiar con matones legales como ustedes. Comprueben mi historial”.

Varios de los litigios por fraude se siguen procesando ante los tribunales y este de Dominion es una consecuencia de esa batallas patrióticas.

Uno de los combates más encarnizados fue contra Dominion por su utilización de máquinas para el conteo de votos, que presentaron vulnerabilidades para ser hackeadas a fin de alterar los resultados en favor de un candidato en particular, engañando a los votantes.

Las implicaciones  fueron definitivas y podrían haber implicado a una extensa red mundial de fraude con raíces en países como Alemania, España, e Italia.

Tal complot habría involucrado poderes extranjeros como el del Partido Comunista de China (PCCh), Rusia e Irán, considerados enemigos de Estados Unidos. 

Las máquinas de Dominion siguen usándose ampliamente, y en una votación reciente realizada en el Distrito 7 de Rockingham para la Cámara de Representantes, en Windham, New Hampshire, un recuento manual evidenció fallas de nuevo.

Se encontró que a cada uno de los cuatro candidatos republicanos se les habían descontado cerca de 300 votos, según publicó The Gateway Pundit el 11 de febrero.

No obstante, la Fiscal General de New Hampshire, Anne Edwards, republicana, no parece que vaya a investigar estos polémicos resultados. 

El periodista italiano, Cesare Sacchetti, comenta este caso como fraudulento.

 “En Windham, New Hampshire, las máquinas de votación de Dominion robaron 300 votos a cada candidato republicano. Estas máquinas no fueron concebidas para ‘contar votos’. Estas máquinas fueron concebidas para perpetrar el mayor fraude electoral de la historia”.

José Hermosa-BLes.com