Redacción BLesEl condado de Loudoun, Virginia, fue testigo de un gran escándalo durante una nueva reunión de la junta escolar luego de que la policía irrumpiera en el acalorado debate y se llevara detenidos a un grupo de padres que estaban criticando la Teoría Crítica de la Raza (CRT) y la imposición ideológica sobre teorías de género en niños.

Los padres se encontraron en una reunión de la junta escolar de Virginia el martes, luego de varias semanas en que diversas agrupaciones protestaron para expresar sus preocupaciones sobre la imposición de ideas de izquierda que estaban padeciendo sus hijos. 

La preocupación por el asunto no es novedad y abarca una gran cantidad de asuntos polémicos a través de los cuales las ideologías de izquierda están buscando adoctrinar a los más niños. 

Concretamente el asunto en disputa en esta oportunidad fueron las nuevas políticas que pretenden implementar en la junta escolar de Loudoun en favor de los estudiantes y docentes transgénero. 

Según reportó Fox News, la disputa se transformó en un asunto candente durante las últimas semanas, a tal punto que 259 residentes se inscribieron para hablar durante la sesión de comentarios públicos el martes y la gente hizo fila en las puertas temprano para obtener asientos en el auditorio lleno.

La primera media docena de oradores apoyaron la propuesta de política 8040, la cual requiere que los maestros usaran los pronombres de género preferidos de un niño, pero el conflicto estalló cuando la séptima oradora, que se identificó como madre de un estudiante transgénero, aseguró que “el odio” estaba “goteando de los seguidores de Jesús en este salón”. 

Los comentarios de la madre fueron abucheados por los padres cristianos presentes que sintieron como un agravio los dichos de la oradora.

Más tarde expuso una estudiante que fue aplaudida por gran parte de los presentes, quien argumentó que “Tenemos baños separados debido a lo que hace nuestro cuerpo en ellos. Los cuerpos importan. Llamar a las niñas intolerantes porque no quieren usar el baño y un cubículo al lado de un niño o desvestirse al lado de un niño es cruel y está mal”, dijo la estudiante.

Le recomendamos: Antes de ser una “AMENAZA”, los DEMÓCRATAS le pidieron consejos económicos a Trump

Ad will display in 09 seconds

Luego comenzaron los debates sobre la CRT, a pesar de que no estaba incluida en la agenda, lo que generó un nuevo momento de tensión en el encuentro sobre todo tras la exposición del exsenador republicano del estado de Virginia, Dick Black, quien habló en contra de la aplicación de la CRT en las escuelas de Loudoun.

Después de un receso de cinco minutos, Dick Black continuó su discurso criticando a la junta por su supuesto respaldo a las políticas, así como por su impulso para incluir la teoría crítica de la raza, que ve el racismo como sistémico en las estructuras sociales, mientras los críticos aseguran que el concepto forja una narrativa que siembra etnias, divisiones raciales y más odio entre los ciudadanos. 

También criticó a la junta por su tratamiento de Byron “Tanner” Cross, un maestro de la escuela primaria de Leesburg que fue suspendido y luego reinstalado el mes pasado después de decir durante una reunión de la junta del 25 de mayo que no reconocería que “un niño biológico puede ser un niña y viceversa” debido a su fe cristiana.  

Luego de varios momentos de tensión tras las extensas discusiones, la presidenta de la junta, Brenda Sheridan, decidió cancelar la sesión lo que provocó la ira de los presentes que finalizó con algunos forcejeos y la irrupción policial que detuvo a varios de los padres presentes que se negaban a retirarse y continuaban dispuestos a continuar con las discusiones para lograr definir alguno de los puntos inconclusos.

Andrés Vacca– BLes.com