Redacción BLes – El Pentágono ha revelado que está formando un nuevo grupo para investigar los fenómenos aéreos inexplicables (UAP) meses después de que un informe de los servicios de inteligencia de EE.UU. desencadenara la petición de una investigación más profunda sobre los avistamientos y los probables indicadores de vida extraterrestre.

El grupo encabezará los esfuerzos de Estados Unidos para “detectar, identificar y atribuir objetos de interés en el espacio aéreo de uso especial (SUA), y para evaluar y mitigar cualquier amenaza asociada a la seguridad de los vuelos y la seguridad nacional”, según un comunicado del Pentágono.

La creación de la oficina es un paso importante para el Pentágono, que hasta ahora no había revelado casi nada públicamente sobre los ovnis o sus estudios altamente clasificados sobre los sucesos inexplicables en los cielos de Estados Unidos, como los encuentros cercanos entre pilotos militares y ovnis.

Según The Hill, “la invasión del espacio aéreo de uso especial por parte de cualquier objeto volador plantea problemas de seguridad y protección nacional, según el Departamento de Defensa (DOD).

“El DOD se toma muy en serio los informes de incursiones -de cualquier objeto aéreo, identificado o no- e investiga cada una de ellas”, añadió el Pentágono.

El nuevo grupo se denominará Grupo de Sincronización de Identificación y Gestión de Objetos Aéreos, según Kathleen H. Hicks, subsecretaria de Defensa. Estará a cargo de un consejo ejecutivo formado por el subsecretario de Defensa para la Inteligencia, el director del Estado Mayor Conjunto y altos funcionarios de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

El grupo se concentrará en el espacio aéreo de uso especial, incluidas las regiones de operaciones militares, los polígonos de tiro y otros lugares restringidos por razones de seguridad nacional u otras. Los fenómenos aéreos no identificados en las zonas de uso especial, según el memorándum del Dr. Hicks, suponen un riesgo importante para la seguridad de los pilotos militares y plantean “posibles problemas de seguridad nacional”.

En junio, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional publicó un informe que revisaba los fenómenos aéreos no identificados vistos desde 2004, señalando que 143 seguían sin explicación. De ellos, 21 informes relativos a 18 sucesos podrían haber mostrado conocimientos tecnológicos desconocidos para Estados Unidos, como objetos que se mueven sin propulsión visible o con una gran aceleración que se cree que está más allá de la capacidad de Rusia, China y otras naciones terrestres.

A principios de este mes, la directora de la inteligencia nacional, Avril D. Haines, advirtió que el gobierno debe mejorar la recogida de datos sobre los misteriosos sucesos. Haines declaró que lo principal era saber si el suceso había sido causado por aviones de países rivales que espiaban a Estados Unidos, pero no descartó otras posibilidades, informó el N.Y. Times.

“Las principales cuestiones que han preocupado al Congreso y a otros son básicamente la seguridad de los vuelos y las cuestiones de contrainteligencia”, dijo. “Pero, por supuesto, siempre está la cuestión de si hay algo más que sencillamente no entendemos y que podría venir de forma extraterrestre”.

El comentario de Haines no se refería necesariamente a los extraterrestres, sino a razones más mundanas como los meteoritos y las erupciones solares que podrían afectar a la seguridad de los vuelos.

Kathy Vittetoe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.