Redacción BLes– Legisladores de Oklahoma aprobaron el martes 5 de abril un proyecto de ley que hará ilegal la práctica del aborto en el estado, exceptuando en casos en que la madre esté en riesgo de vida, y penalizará hasta con la cárcel a quienes incumplan la ley, acorde a lo que reportó Fox News. 

Con un apoyo indiscutible de 70 a 14 en la Cámara de Representantes de Oklahoma, controlada por los republicanos, se promulgó la ley que decretará como delito grave al aborto. El proyecto de ley había sido aprobado en el Senado estatal el año pasado y ahora está a la espera de ser firmada por el gobernador Kevin Stitt.

Si la ley entra en vigencia, la práctica del aborto, “excepto para salvar la vida de una mujer embarazada en una emergencia médica”, será penalizada con hasta 100.000 dólares de multa y 10 años de cárcel, pero la pena es solo para el médico y no para la mujer embarazada.

“Desde mi primer día en el cargo, proteger a los no nacidos ha sido una de mis principales prioridades”, dijo el senador estatal republicano Nathan Dahm, luego de aprobada la legislación, según Tulsa World.

“El proyecto de ley del Senado 612 es la legislación provida más fuerte en el país en este momento, que elimina efectivamente el aborto en Oklahoma”, agregó Dahm, quien es además candidato al Senado de EE. UU.

Este no es el único proyecto de ley que está siendo tratado en la legislatura estatal. Este año se presentó una legislación similar a la de Texas para que, además de prohibir todos los abortos, permita demandas privadas contra quienes practican abortos y quienes ayuden o instiguen a una mujer a abortar.

Los legisladores republicanos en otros estados, incluidos Tennessee y Missouri, se han apresurado a presentar proyectos de ley similares. La propuesta en Arkansas va más allá del límite de seis semanas de Texas, y prohibiría los abortos en cualquier etapa del embarazo, excepto cuando la vida de la madre esté en riesgo.

Mientras que Florida, West Virginia, Kentucky y Arizona ya establecieron la ilegalidad de los abortos a partir de las 15 semanas, e Idaho impulsó restricciones más rígidas, prohibiendo los abortos a partir de las seis semanas.

Por otro lado, la Corte Suprema de los EE. UU. parece lista para defender una ley de Mississippi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas, y su resolución podría poner fin a Roe v. Wade, el controvertido fallo que legalizó el aborto en todo Estados Unidos en 1973, algo que mantiene esperanzados a los provida en todo el país. 

Vanesa Catanzaro –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.