Redacción BLes – Este 10 de diciembre pasado, el presidente de los Estados Unidos anunció otra gran noticia para el mundo entero; Marruecos se sumó a los países árabes de Medio Oriente que reanudan las relaciones diplomáticas con Israel después de Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán.

Trump usó su cuenta de Twitter para realizar el anuncio:

“Otro avance HISTÓRICO hoy! Nuestros dos GRANDES amigos Israel y el Reino de Marruecos han acordado relaciones diplomáticas plenas, un gran avance para la paz en el Medio Oriente!”

Los tratados de paz logrados por la Administración de Trump son parte del plan que lanzó el presidente a principios del 2020 para lograr la paz en Medio Oriente entre los países de mayoría musulmana e Israel, que han estado en conflictos armados por décadas debido principalmente a cuestiones ideológicas.

Jared Kushner, alto asesor del presidente dijo: “Esto viene en cuatro años de muy, muy duro trabajo y diplomacia. La paz brota por todo el Medio Oriente.”

Kushner calificó el logro como “parte de los esfuerzos del presidente por llevar la paz y la prosperidad al mundo”, y declaró que otros países de la región “quieren mantener este progreso”.

La reanudación de relación diplomáticos tiene un gran impacto en la estabilidad de la región, debido a que cuantos más países de mayoría musulmana establecen intercambios comerciales, culturales, etc., con Israel, más aislados quedan los grupos terroristas de la región lo que notablemente reduce su capacidad de llevar a cabo ataques.

Le recomendamos:

Como parte del acuerdo, Trump anunció que los Estados Unidos reconoce oficialmente la soberanía de Marruecos sobre parte del desierto de Sahara:

“Hoy he firmado una proclamación que reconoce la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental.  La propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos es la ÚNICA base para una solución justa y duradera para una paz y prosperidad duraderas!”

Durante años administraciones previas intentaron lograr acuerdos de paz entre Israel y otros países de mayoría musulmana pero fallaron al intentar incluir en dichos acuerdos a Palestina, que en reiteradas ocasiones rechazó ofertas de independencia y territorio por parte de Israel.

“El método Trump” fue aislar a Palestina de estos acuerdos y directamente sumar a las naciones árabes dispuestas a progresar.

El presidente Trump fue nominado dos veces al Premio Nobel de la Paz por sus logros en la región del Medio Oeste.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.