Redacción BLes – El gigante tecnológico Oracle anunció que, a partir del año que viene, trasladará su reconocida conferencia anual de San Francisco a Las Vegas. Visitantes anteriores a la OpenWorld se habían quejado de las “malas condiciones de las calles” y de las altas tarifas hoteleras en la ciudad californiana.

La decisión de la importante empresa de Silicon Valley suscita “preocupación” sobre si la ciudad gobernada por los demócratas está en condiciones de albergar grandes eventos empresariales que durante mucho tiempo han sido un pilar de su turismo, resalta un informe del San Francisco Chronicle.

Entre los desafíos que enfrenta la localidad, describe el medio local, se encuentran los altos costos hoteleros, la falta de vivienda, el uso abierto de drogas y los incidentes de violencia en las calles que alarman a los visitantes.

OpenWorld es una megaconferencia tecnológica que se venía celebrando en San Francisco durante las últimas dos décadas y atraía a unos 60 mil visitantes cada año.

“Para la industria, para la ciudad, tener una conferencia importante nos impacta a todos”, dijo al periódico Kevin Carroll, director ejecutivo del Consejo Hotelero de San Francisco, que representa a los propietarios de hoteles.

“Es un gran negocio”, coincidió Rick Swig, consultor hotelero de RSBA & Associates.

Sin embargo, Oracle decidió trasladar la OpenWorld al Caesars Forum de Las Vegas, un centro de convenciones cuya inauguración está prevista para 2020. El contrato es por al menos 3 años.

La Asociación de Viajes de San Francisco estimó que la pérdida de la conferencia representa unos 64 millones de dólares cada año, según comunicó la institución a sus afiliados en un correo electrónico al que pudo acceder CNBC.

San Francisco invirtió recientemente 551 millones de dólares en la renovación y expansión del Moscone Center, el centro de convenciones más gran de la ciudad que albergó durante años la OpenWorld, reportó The Chronicle.

Sin embargo, muchos de los asistentes se habían quejado de las tarifas hoteleras de la ciudad y de las “malas condiciones de las calles”, indicó la SFTA, una organización privada sin fines de lucro que promueve el turismo en San Francisco.

Oracle, por su parte, señaló que “se complace en ofrecer una experiencia moderna y vanguardista a los asistentes a Oracle OpenWorld y Code One 2020 en Las Vegas”.

“La ciudad y sus amplias instalaciones están hechas a medida para albergar eventos a gran escala, y esperamos poder llevar la tecnología más completa de la industria”, añadió en un comunicado citado por varios medios.

En el texto, la compañía indica que, a pesar de la decisión, “sigue disfrutando de una fuerte relación” con San Francisco.

Los problemas de San Francisco

Una de las quejas de los visitantes provino de los precios hoteleros.

En efecto, San Francisco es considerado el cuarto mercado más caro de Estados Unidos para habitaciones de hotel, detrás de Nashville, Boston y San José, California, según una encuesta realizada en octubre por Cheaphotels.org.

Mientras que la ciudad californiana tenía una tarifa promedio de $214 por noche para una habitación doble de al menos tres estrellas, el mismo tipo de habitación tenía un promedio de $69 por noche en Las Vegas.

Pero no es sólo el precio del alojamiento.

San Francisco, al igual que otras grandes ciudades de California, han sido criticadas por el presidente Donald Trump y otros dirigentes republicanos como malos ejemplos a seguir por la aplicación de políticas progresistas.

En efecto, la excesiva regulación de los precios de los alquileres ha llevado a una crisis habitacional sinigual que derivó en que miles y miles de personas pasen a vivir en las calles.

La situación es tal que los vecinos de San Francisco están colocando rocas -a modo de barreras- para evitar que las personas sin hogar duerman en las aceras aledañas a sus hogares.

Un escenario similar se presenta en la ciudad californiana de Oakland, donde los residentes han estado colocando troncos masivos alrededor de la ciudad en un intento por desalentar a los transeúntes de establecer un campamento cerca de negocios locales.

En este marco, la salubridad ciertamente está en peligro.

El distrito de Tenderloin es una de las zonas más frecuentadas por los drogadictos y las personas sin techo, donde abundan los desechos, las heces humanas y las agujas en las calles.

La semana pasada, un grupo de vecinos puso en marcha un programa financiado con fondos privados para aumentar el lavado eléctrico de heces humanas y de animales en las aceras.

“La excesiva regulación del mercado de la vivienda conduce al aumento en los costos e incrementa las tasas de indigencia”, señaló al respecto Ben Carson, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano del gobierno federal.

“Para reducir esta crisis, California debe reducir sus cargas regulatorias sobre la vivienda”, apuntó en un comunicado en septiembre de este año.

En ese sentido, agregó que el estado gobernado por el demócrata Gavin Christopher Newsom -quien además fue alcalde de San Francisco- también debe abandonar la aplicación de las denominadas ‘políticas santuario‘.

Mientras los demócratas locales señalan que las mismas protegen a los inmigrantes, la Administración Trump apunta que en realidad transforman a las ciudades en refugios para los criminales y los traficantes de drogas y de personas.

“Los extranjeros ilegales e inadmisibles están aumentando la demanda de vivienda y agotando los recursos”, explicó Carson.

“Reducir y tratar el uso de drogas es también imperativo para resolver esta crisis”, destacó el funcionario.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds