Redacción BLes– El fiscal del estado de Ohio, Dave Yost anunció el pasado lunes 26 de octubre los resultados de la Operación Esperanza de Otoño con la cual se rescataron 109 víctimas del tráfico humano y se arrestaron 157 hombres involucrados en dichos delitos, reportó Daily Caller.

“El éxito de la Operación Esperanza de Otoño se mide no sólo por el número de arrestos sino por las vidas que se rescataron de este mal”, dijo Yost. “Cada agencia de este equipo busca el día en que ninguna persona sea comprada y vendida en Ohio. ¡No compren sexo en Ohio!”

La operación contó con la cooperación de más de 50 agencias del cumplimiento de la ley cuyo objetivo era rescatar a las personas víctimas del tráfico y enviarlas a servicios sociales, recuperar niños perdidos y explotados sexualmente y arrestar a esos que buscaban tener sexo con menores y/o adultos.

Los 157 hombres arrestados en tres condados fueron acusados de haber solicitado sexo y otros crímenes. 22 de estos individuos están acusados de intentar tener relaciones sexuales con un menor. Los cargos que se imputan a estas personas incluyen cargos por delitos graves de abuso, intento de conducta sexual ilícita con un menor, posesión de herramientas delictivas y otros cargos por delitos graves. Entre los sospechosos se encuentran un pastor, estudiantes y un asesor residente de rehabilitación. 

“Estos depredadores apuntan descaradamente a los miembros más inocentes e indefensos de nuestra comunidad”, dijo el sheriff del condado de Franklin, Dallas Baldwin. “La Operación Esperanza de Otoño está enviando un mensaje fuerte y claro: Estamos vigilando, los atraparemos y protegeremos a nuestros niños”.

La operación es otra clara evidencia de que la cooperación entre agencias federales y estatales puede generar grandes resultados.

El 6 de septiembre pasado, los US Marshall anunciaron el arresto de 262 criminales peligrosos en la Operación Triple Rayo en Oklahoma la cual contó con el apoyo del Departamento de Justicia, el fiscal general, y otras agencias.

La administración de Trump ha hecho una prioridad la lucha contra el tráfico humano, uno de los flagelos más crueles que ha visto nuestra humanidad. 

En enero de este año el presidente firmó una orden ejecutiva para combatir el tráfico humano y en septiembre alocó 100 millones en fondos federales para el Departamento de Justicia.

“Estos fondos se destinarán a 73 organizaciones de todo el territorio de los Estados Unidos para proporcionar de seis a veinticuatro meses de asistencia en materia de vivienda de transición o a corto plazo a las víctimas de la trata, incluidos el alquiler, los servicios públicos o los gastos conexos, como los depósitos de seguridad y los gastos de reubicación”, explicaba el comunicado sobre los fondos para el Departamento de Justicia. 

Aunque poco mencionado en los medios, una de las funciones que pretende cumplir la muralla que el presidente está construyendo en la frontera con México es justamente cortar el ingreso de estos traficantes de personas que traen niños y mujeres de centroamérica para vender en los Estados Unidos.

En uno de sus famosos rallies, Trump dijo: “Y cuando miras lo que está sucediendo con el tráfico de seres humanos – y es mayormente de mujeres – trafican mujeres, y las meten a través de nuestras fronteras. Bueno, cada centímetro de muro que ponemos es vital, y estamos poniendo kilómetros y kilómetros. Y tenemos la intención de que para el año que viene, a finales de año, tengamos entre 400 y 500 millas de muro construidas.”

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com